Lunes, 5 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Miles protestan contra Temer y los Juegos en día inaugural de Rio 2016

Publicado el 06/08/16

Rio de Janeiro, ago. 5. Miles de manifestantes salieron a las calles de Rio este viernes para protestar contra el presidente interino Michel Temer y los Juegos Olímpicos al grito de “no habrá antorcha”, a pocas horas de la ceremonia inaugural de la mayor competencia deportiva global.

Con carteles que portaban mensajes como “Juegos de la exclusión” o “Estado asesino”, al menos medio millar de manifestantes marchaba en horas de la tarde rumbo al estadio Maracaná, escenario de la apertura de Rio-2016, las primeras Olimpíadas de la historia en Sudamérica.
En un clima tenso, la columna avanzaba hacia el mítico estadio liderada por manifestantes vestidos de negro, encapuchados o con los rostros cubiertos, y eran escoltados por policías en uniforme de combate y a caballo, mientras helicópteros sobrevolaban la zona.
A medida que se desplazaba la marcha, sus integrantes golpeaban basureros y postes de luz con palos y bates.
“Calamidad olímpica”, se leía en otro cartel en un juego de palabras con la frase “Ciudad olímpica”. Algunos también cuestionaban al presidente interino Michel Temer, que asumió tras la suspensión de la izquierdista Dilma Rousseff en mayo pasado.
El grito que se oía con más fuerza, sin embargo, era “Foda-se a tocha!” (que se joda la antorcha).
“Esta fiesta no fue hecha para el pueblo, los eventos están lejos de donde vive la población pobre. Estoy protestando por la precariedad de nuestras escuelas públicas y por nuestros salarios, que cobramos en cuotas”, declaró el profesor Guilherme Moreira Dias, de 38 años, que trabaja en una escuela de Duque de Caxias, una de las zonas más pobres de Rio.
Andrea Pavoni, académico italiano de 35 años que vive en Rio, que estudia geografía urbana y ayudó a organizar la protesta, aseguró de su lado que los Juegos “han acelerado el proceso de división de la ciudad en una parte para los ricos y otra para los pobres, sin educación y ni servicios”.
Protestas 
La jornada inaugural de los Juegos de Rio-2016 registró otra protesta más temprano: unas 3.000 personas se reunieron por la mañana frente a la playa de Copacabana para manifestarse contra Temer, encargado de inaugurar los Juegos por la noche.
“No a las Olimpíadas”, “Fuera Temer” y “Fuera todos”, estaba escrito en algunos de los carteles que portaban las personas congregadas frente al lujoso hotel Copacabana Palace, a pasos del estadio olímpico de vóley playa, frente a las miradas de cientos de turistas e integrantes de delegaciones de todas partes del mundo.
En medio de una crisis política que generó divisiones en la sociedad, Temer debe inaugurar esta noche los Juegos, en lo que se anticipa será un discurso breve para evitar eventuales abucheos. Temer sucedió a Rousseff, quien denuncia que es víctima de un golpe parlamentario.
Detractores del presidente interino programaron distintas manifestaciones en su contra este viernes, incluida una durante y después de su discurso para gritar “¡Fuera Temer!”.
“Queremos aprovechar ahora que la atención está en Brasil para denunciar lo que está sucediendo, cómo estamos en camino a una dictadura”, dijo Ubiratan Delgado, un ingeniero de 59 años.
“El golpe en Brasil elimina el espíritu olímpico”, decían otras pancartas en inglés y francés. Otra mostraba a Temer vestido como el Guasón de Batman, acercando un hacha a la cabeza de un obrero brasileño. Muchos manifestantes estaban vestidos de rojo, el color del izquierdista Partido de los Trabajadores de Rousseff y su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010).
Las protestas se fueron intensificando a medida que la antorcha se fue acercando a Rio, destino final de su viaje.
Rousseff puede perder su mandato de forma definitiva a fines de agosto. Si eso sucede, Temer gobernará hasta el 31 de diciembre de 2018.
La presidenta suspendida decidió no aceptar la invitación para asistir a la ceremonia inaugural porque no quiere ser la “Cenicienta” de los Juegos.
“No creo que sea apropiado que la presidenta apartada asista a una ceremonia cuyo maestro de ceremonia es un presidente ilegítimo. En esta historia de los Juegos, yo soy la Cenicienta, la invitan a la fiesta, pero se tiene que ir antes, vive en las cenizas”, dijo recientemente al diario chileno La Tercera.
Temas: