Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Lo más destacado en el cronometraje de OMEGA

Publicado el 24/08/16

Por más de dos semanas, el mundo entero ha estado cautivado por los logros deportivos de RIO 2016. Como siempre, hay una gran cantidad de buenos momentos para recordar. Para OMEGA, la Cronometradora Oficial del Comité Olímpico Internacional, este ha sido otro año de medir competencias con nuevos récords y finales súper emocionantes.

Los récords

En total, se rompieron 28 récords mundiales en Rio 2016. Entre elllos, el de arquería (1), atletismo (4), Ciclismo (7), natación (8) y levantamiento de pesas (8). En total, también hubo 65 récords olímpicos batidos en Rio 2016. Entre ellos, atletismo (6), canotaje (2), ciclismo (10), pentatlón moderno (7), remo (1), tiro (20), natación (14) y levantamiento de pesas (5).

Los destacados

En la final de los 100m mariposa masculinos, OMEGA cronometró la primer triple conquista en la historia de los Juegos Olímpicos. Michael Phelps, Chad le Clos y Laszlo Cseh finalizaron con un mismo tiempo de 51 segundos y 14 centésimas, y los tres compartieron el podio en el segundo lugar para recibir la medalla plateada. El ganador de esta carrera fue Joseph Schooling, de Singapur. En circunstancias nunca antes vistas, los tres nadadores escoltas tocaron las almohadillas OMEGA ubicadas al final de la piscina, exactamente al mismo momento, cronometrando tiempos idénticos.

A veces hay que tirarse de cabeza para ganar. Y esto es exactamente lo que hizo Shaunae Miller, de Bahamas, en la final de los 400m femeninos de atletismo. Llegando a la línea final detrás de la favorite, Allyson Felix, Miller se lanzó instintivamente a la línea de meta. La cámara Scan’O’Vision MYRIA photofinish de OMEGA’s probó que el torso de Miller cruzó la línea primero y su tiempo de 49 segundos y .44 centésimas fue suficiente para ganarle a su rival por tan sólo 7 milésimas de segundo.

Para los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos, es cuestión de todo o nada cuando la victoria se da por tan sólo unos milímetros. En la final masculina de single sculls, remo, la imagen del photofinish es, tal vez, uno de los mejores ejemplos de la importantísima función que cumple en cronometraje de OMEGA. Mahe Drysdale, de Nueva Zelanda, y Damir Martin, de Croacia, terminaron con un tiempo de 6:41:34. Tanto los atletas como los espectadores no pudieron evitar contener la respiración mientras se revisaba el resultado oficial en el photofinish. La imagen conclusiva mostró que por un margen sorpresivamente estrecho, había ganado el neozelandés.

A menudo se dice que una milésima de segundo es equivalente a la punta de una uña. Eso da una idea de qué tan cerrado fue el sprint final de las mujeres de ciclismo en pista final fue cuando Kristina Vogel, de Alemania, venció a Rebecca James, del equipo de Gran Bretaña, por sólo 4/1000s de segundo. En la segunda de las carreras finales, otra vez fue decisivas las cámaras de OMEGA para separar el primero y el segundo lugar. A pesar de que perdió su asiento en los últimos momentos, el tiempo de 11,312 de Vogel la ubicó 0,004 segundos por delante de su escolta.

Y, por supuesto, que el evento que genera mayor expectativa en los Juegos tampoco defraudó. En la final de los 100 m masculinos en el atletismo, el ganador fue un sonriente Usain Bolt, con un tiempo de 9,81 segundos; mientras que en la prueba femenina la ganadora fue Elaine Thompson, también jamaiquina, con un tiempo de 10,71 segundos. Usain Bolt, como siempre, tenía a la platea extasiada, ya que ganó la final de 200m, marcando tan sólo 19,78 segundos.