Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Fútbol femenino: la selección brasileña va por más ‘jogo bonito’ en Río 2016

Publicado el 11/08/16

Ganar, gustar y si es posible humillar rivales, el reto asumido por las ‘meninas’ brasileñas del voleibol, en su carrera a una tercera corona olímpica consecutiva que las elevaría al Olimpo del deporte en su país.

Con la presión de ser las grandes favoritas del torneo y seguidas de cerca por una ‘torcida’ que quiere celebrar el doble oro olímpico en voleibol -segundo deporte en popularidad del país detrás del rey fútbol- las ‘meninas’ arrancaron a media máquina, pero promediando la fase inicial comienzan a mostrar parte de su gran repertorio.
 
“Tenemos que salir a la cancha pensando en matar a un león en cada juego”, lanzó Jaque a la AFP tras vencer a Japón, el tercer triunfo al hilo del equipo que en el debut venció a Camerún y en la segunda fecha vapuleó a Argentina en un clásico desigual.
Jaque, la ‘topmodel’ del equipo y esposa del jugador Murilo, estrella de la ‘canarinha’ en Londres-2012 que quedó fuera de Rio, consideró naturales los nervios del arranque.
Una tensión que las dirigidas por José Guimaraes se sacuden con un juego exuberante que une fuerza con toques de calidad.
“Es normal que en la primera partida haya nerviosismo, estamos en casa queriendo que el equipo vaya mucho más”, acotó la jugadora.
Deleitar a la ‘torcida’
Capitaneadas por Fabiana, con jugadoras de gran potencia física y acostumbradas a la alta competencia, la ‘canarinha’ es para muchos imbatible en esta competencia.
“Brasil está en casa, eso le ayudará. Brasil es suficientemente fuerte para ganar el oro”, comentó la jugadora japonesa Yurie Nabeya, a minutos de sufrir en cancha a las anfitrionas.
Pero ganar no es suficiente, las ‘reinas’ de Brasil quieren seguir haciendo historia y sumarse a Cuba como las únicas en ganar tres medallas doradas en unos Juegos Olímpicos.
Y todo eso con un juego que enamore a sus fanáticos.
“El equipo va a más, tiene mucho más que demostrar y espero que la gente vea grandes partidas”, comentó una serena Jaque, que empezó fuera de la cancha el torneo sumando escasos minutos en esta competencia.
En el duelo contra Japón, el primero ante un equipo asiático en la competencia, por momentos el equipo de Guimaraes sufrió con los toques ensayados por Japón.
Otros detalles a corregir son algunos fallos en el saque y lagunas mínimas de intensidad de juego, superadas con el cántico de una hinchada incondicional que colma cada noche el templo del voleibol brasileño para disfrutar de sus musas.
“Son maravillosas, las mejores y vamos a ganar, no tiene que pasar otra cosa”, comentó Yohana, una de las cientos de adolescentes que llega al estadio cada noche a ver al equipo con la camiseta de Brasil puesta.
Ya en cuartos de final, Brasil enfrentará el viernes a Corea del Sur y el domingo cerrará la primera fase ante Rusia, una de las que podría dar pelea junto a Estados Unidos y lo que puedan dar selecciones como China, Serbia y Holanda.
(FIN) AFP/JAM