Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Barack Obama reclama al Congreso recursos para combatir el zika

Publicado el 27/08/16

Washington, ago. 27. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó este sábado a la oposición republicana, que controla ambas cámaras del Congreso, a asignar recursos para la lucha contra el virus del Zika.

El pedido de Obama se produce luego del anuncio el viernes por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de que todas las donaciones de sangre serán sometidas a pruebas para detectar el zika, en medio de un creciente brote del virus en el país.
Obama recordó en su audición radial semanal que en febrero pasado “pedí al Congreso los recursos de emergencia que los expertos en salud pública dicen que necesitamos para combatir el zika”.
Pero los republicanos “dijeron no”, por lo que fondos originalmente destinados a combatir el Ebola, el cáncer y otras enfermedades fueron redireccionados para luchar contra el zika.
“Esa no es una solución sustentable”, dijo obama, quien agregó que la demora en la asignación de nuevos fondos “pone a los estadounidenses en riesgo”.
“El Congreso debería tratar al zika como la amenaza que realmente es” y “financiar completamente el combate del virus. Una parte de los fondos no será suficiente para hacer el trabajo. Uno no puede resolver una parte de una enfermedad”, señaló.
 
Análisis de sangre
Peter Marks, director del Centro de Evaluación Biológica e Investigación de la FDA, dijo el viernes que “todavía hay mucha incertidumbre respecto a la naturaleza y el alcance de la transmisión del virus del Zika”.
“En este momento, la recomendación de hacer pruebas a todas las existencias de sangre ayudará a garantizar que hay sangre no contaminada disponible para todos los individuos que necesiten una transfusión”, agregó.
Se requieren controles más severos ante la evidencia de que el zika puede transmitirse por vía sexual, y que aquellos infectados no necesariamente muestran síntomas, indicó la FDA.
Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dijeron el viernes que un hombre infectado con el virus durante un viaje, que no había mostrado síntomas, había infectado a su pareja al mantener relaciones sexuales sin protección.
Más de 2.500 personas en Estados Unidos han sido diagnosticadas con zika y más de 9.000 en territorios estadounidenses fuera del continente como Puerto Rico.
La mayoría de los casos son importados, pero Florida anunció en julio los primeros contagios de zika locales, con 42 infectados.
Réplicas
El zika se transmite a través de la picadura del mosquito aedes aegypti, y el contagio es posible durante el contacto sexual.
El virus puede persistir en el semen hasta seis meses y también es capaz de replicarse en la vagina durante cuatro a cinco días, de acuerdo con los hallazgos de una investigación realizada en ratones publicada el jueves.
“Observamos importantes réplicas del virus en el tejido genital, hasta cuatro o cinco días después” de la intervención, dijo Akiko Iwasaki, profesora de Inmunobiología e investigadora del Howard Hughes Medical Institute.
Ratones hembra preñadas fueron infectadas con el virus, que se propagó desde los órganos sexuales hasta el cerebro del feto.
Las mujeres embarazadas contagiadas tienen mayor riesgo de dar a luz a un bebé con una malformación cerebral conocida como microcefalia.
Aunque es habitual que los resultados de los estudios realizados en ratones no se trasladen automáticamente a los seres humanos, Iwasaki dijo que las conclusiones de esta investigación arrojan nueva luz sobre las vías de propagación del zika.
“El hallazgo podría ser importante para las mujeres, no sólo para las mujeres embarazadas”, señaló.
“La vagina es un sitio donde el virus puede replicarse y posiblemente transmitirse” a través del sexo. “En embarazadas, la transmisión vaginal del virus puede tener un impacto significativo en el desarrollo del feto”, agregó.
Por eso, se recomienda a las mujeres embarazadas usar preservativos o abstenerse de sostener relaciones sexuales si viven o viajan a las regiones contaminadas por zika.