Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Presidente francés vuelve a París para encabezar una célula de crisis

Publicado el 14/07/16

París, jul. 14. El presidente francés, François Hollande, que se encontraba en la ciudad de Aviñon, en el sudeste de Francia, volvió a París para encabezar la célula de crisis luego de una masacre en Niza donde habría varios muertos, informó la presidencia.

“El presidente habló con (el primer ministro) Manuel Valls y con (el ministro del Interior) Bernard Cazeneuve. Va a volver a París directamente a la célula de crisis”, al ministerio del Interior, señaló la fuente a AFP.
Una furgoneta se estrelló este jueves contra una multitud en Niza, en el sur de Francia, dejando más de 60 muertos, informaron medios locales, mientras que la prefectura calificó la masacre como un “atentado”.
Hay “decenas, quizás una treintena de muertos”, dijo Sebastien Humbert, subprefecto del Departamento de los Alpes Marítimos, en el sudeste de Francia, que agregó que el conductor del vehículo fue abatido.
El homicidio múltiple se produjo en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de este ciudad turística de la Riviera Francesa en el Mediterráneo, abarrotada de gente por el inicio del período de vacaciones estivales y el feriado, este jueves, por el aniversario de la Revolución Francesa.
“Vimos gente herida (escuchamos gritar a muchas víctimas) relató un reportero de la AFP en el sitio. “Era un caos”, agregó.
El camión atropelló a la multitud sobre a lo largo de un vasto sector, lo que explica el balance extremadamente sangriento”, dijo el subprefecto de la región.
El responsable señaló además que “hubo un intercambio de disparos y el conductor fue abatido”.
Poco antes de la medianoche local (21h30 GMT) fuerzas militares y grupos especiales de la policía cerraban el área, señaló otro reportero de la AFP, quien confirmó la llegada de gran cantidad de ambulancias y vehículos de socorro.
Este ataque se produce en un contexto de alto riesgo de atentados según las autoridades francesas, país que interviene militarmente en Siria contra el grupo radical Estado Islámico.
De confirmarse las cifras de víctimas, sería el tercer atentado más sangriento cometido en Europa en los últimos años, superado por los ataques múltiples en París de noviembre 2015 (con saldo de 130 muertos)y en bruselas en marzo de 2016 con 32 víctimas fatales.