Viernes, 2 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

PEDRO PAULET

Publicado el 01/07/16

Considerado por el científico Wernher von Braun como “El padre de la cohetería moderna”, Pedro Paulet Mostajo nace en Arequipa (Perú) el 2 de julio de 1874 y fallece en Buenos Aires en 1945. Hijo de Pedro Paulet y Antonia Mostajo y Quiroz, desde temprana edad fue un destacado estudiante, mostrando inclinación por la ciencia y el arte.

Gracias a su excelencia académica a los 19 años recibió una beca en reconocimiento por su nivel académico, por parte del gobierno peruano que le permitió viajar a Europa a cursar estudios de ingeniería. En Francia estudió ingeniería y arquitectura, y se graduó en el Instituto de Química Aplicada, obteniendo con la más alta distinción el título de Ingeniero Químico.

Genio multifacético, Pedro Paulet fue arquitecto, ingeniero, mecánico, químico, economista, geógrafo, escultor, diplomático, escritor, periodista, conferencista e inventor visionario. Se propuso construir una máquina que fuera capaz de propiciar el transporte por encima de la atmósfera por medio de lo que él llamaba la “desgravitación”.

Compartió la ciencia con la diplomacia. En 1902 fue nombrado Cónsul de Amberes, en 1904 es llamado para fundar la Escuela de Artes y Oficios de Lima, que dirigió por 6 años. Luego en 1911 regresa a Europa donde contrae matrimonio con la dama belga Louise Wilquet. Tuvo una fructífera labor en su estancia por Dresden, Noruega y Rotterdan, ciudad donde proyecta la canalización del Rímac y la Basílica de Santa Rosa en el cerro San Cristóbal. En Yokohama, como Cónsul General, escribe su libro “El Japón moderno y sus bases económicas” y una minuciosa guía de la ciudad japonesa.

En 1935 el gobierno peruano lo llama para organizar y dirigir el Departamento Comercial de la Cancillería en Lima. Durante este tiempo, convencido de sus experimentos, reúne en un cartapacio los diseños originales de su invento y lo entrega al ministerio de aviación sin obtener respuesta. Dos años después entrega otro cartapacio a la embajada de Inglaterra, con igual resultado. En 1944 prestando sus servicios en Buenos Aires, recibe la noticia de la hazaña de Frank Whittle quien abordo un avión propulsado por un motor a reacción había culminado un exitoso vuelo. Cansado y al recrudecerse sus dolencias al oído, muere el 30 de Enero de 1945 al recibir un cable de Lima donde le informan su pase a disponibilidad por limite de edad, sin mencionar el ascenso que había solicitado y que le correspondía desde hace mas de 10 años.

Primer Dispositivo o Girándola

Este dispositivo consiste en una rueda de bicicleta provista de dos cohetes alimentados por tubos unidos a los radios, por los que la carga viene de una especie de carburador fijo, colocado cerca del eje, con un anillo de agujeros donde entra la mezcla explosiva a dichos tubos, cada vez que su boquilla pasaba por uno de los agujeros.

El Motor De Reacción Experimental

Sus proyectos mas definidos fueron hechos con cohetes de acero vanadiado entonces una novedad, y con las plancástitas de turpin, en la parte superior del cohete, con interior conito y que media unos diez centímetros de diámetro en la base abierta, se introducen por conductos opuestos y provistos de válvulas con resortes el vapor de peróxido de azoe por un lado y la bencina de petróleo por el otro.

La chispa eléctrica de una bujía, parecida a la de los automóviles y colocada a media altura en el interior del cohete determina la explosión. En la parte superior se instaló un fuerte dinamómetro de resorte que soportando la presión del cohete, podía medir aproximadamente su fuerza ascencional.

El Avión Torpedo o Autobolido

Siendo el avión torpedo diseñado para volar en el espacio sideral, donde no hay aire; el uso de la hélice y planeadores se hace innecesario. Esta máquina se compone de una punta de lanza en la base de cuyo triángulo están alojados a cada lado de la cabina del astronauta, doce baterías conformadas por 3 cohetes cada una; es decir 36 cohetes.

La orientación del triángulo determina la dirección, es así que la elevación vertical es conseguida al dirigir la punta hacia el cenit. La permanencia sobre un objeto dado se consigue al dirigir la punta hacia el cenit y graduando las baterías de los cohetes para que equilibren la gravitación. El planeo horizontal se logra al dirigir la punta hacia el horizonte. La sumersión del aparato del aire en el mar se obtiene al dirigir su punta en ángulo decreciente.

FUENTE:

Pedro Paulet Mostajo – Pionero de la Astronaútica Mundial

http://www.incaland.com/MuseoFAP/PEDRO.htm