Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Museo de Arte de Lima anunció a ganador del concurso de arquitectura

Publicado el 11/07/16

Teodoro Fernández, Gary Leggett, Natalia Majluf, Juan Carlos Verme, Mariana Leguía, Francisco Burgos, Paulo Dam, Kristin

[Lima, julio de 2016].- El Museo de Arte de Lima – MALI, en asociación con el Grupo Centenario, anunció este viernes 8 de julio al ganador del concurso de arquitectura para el diseño de la nueva ala de arte contemporáneo del MALI. El equipo ganador, Burgos & Garrido Arquitectos y Llama Urban Design, fue seleccionado por un destacado jurado internacional que evaluó 387 propuestas provenientes de 56 países.

El jurado estuvo conformado por arquitectos y críticos internacionales como Kristin Feireiss, escritora, curadora de diseño y arquitecta alemana, que ha sido jurado del premio Pritzker de arquitectura; Guy Nordenson, ingeniero estructural y profesor de arquitectura e ingeniería estructural en Princeton (EE.UU.); Teodoro Fernández, arquitecto chileno de larga trayectoria, reconocido por sus diseños de parques y espacios cívicos, Paulo Dam, arquitecto y catedrático de la Pontifica Universidad Católica del Perú, y Juan Carlos Verme, presidente del Museo de Arte de Lima. Además, Chris Dercon, curador belga y director de la Tate Modern, fue asesor principal del MALI en este proceso.

Las propuestas que participaron en este concurso —considerado uno de los más importantes de América Latina en los últimos años— fueron calificadas mediante los criterios de calidad del diseño arquitectónico, la relación de la nueva ala con su entorno, la flexibilidad de usos que propone el diseño, la sostenibilidad de materiales y consumo de recursos, así como la factibilidad de su construcción.

La propuesta ganadora proyectará un nuevo edificio de 6,000 m2 en un terreno ubicado en la esquina de las avenidas Garcilaso de la Vega y Paseo Colón. Asimismo, incluirá un diseño esencialmente a subsuelo, de galerías dedicadas a la exposición permanente de las  colecciones de arte contemporáneo —que hoy cuenta con más de mil obras— una biblioteca habilitada para 40,000 libros, aulas para cursos, un nuevo café, espacios para talleres y almacenes, y una plaza pública. Y del mismo modo, considerará la relación del nuevo edificio con el acceso a la futura estación de las líneas 2 y 3 del metro, la que se ubicará en el cruce de las dos avenidas que colindan con el terreno.

Este concurso ha sido organizado con el apoyo de la Municipalidad Metropolitana de Lima, entidad que, consciente de la importancia del proyecto para el desarrollo de la ciudad, ha cedido en comodato al museo el terreno sobre el cual se construirá el nuevo edificio y plaza pública.

Sharon Lerner, curadora de arte contemporáneo, consideró que la ampliación permitirá compartir con el público lo que hoy es ya una de las colecciones más importantes de arte contemporáneo en América Latina. Por su parte, Natalia Majluf, directora del MALI, reafirmó la importancia de la colección contemporánea: “Se trata de un conjunto de obras que invita a la reflexión sobre el pasado inmediato y la forma cómo se proyecta en el presente. Por eso mismo se trata de una colección clave para integrar el museo a la vida de la ciudad”.

 Asimismo, la ubicación del proyecto, a la entrada del Centro Histórico de Lima, lo convertirá en una pieza fundamental en la creación de un corredor peatonal (por ahora inexistente) que pueda vincular el Parque de la Exposición con el distrito del Rímac, al norte de la Plaza de Armas de la ciudad. Con la alta demanda de espacios públicos y áreas verdes que tiene Lima, un proyecto de esta naturaleza se convertiría en una primera piedra para futuros proyectos en este corredor.

Proyecto ganador

El Museo de Arte de Lima seleccionó como ganadores del concurso de arquitectura para el diseño de la nueva ala de arte contemporáneo a Burgos & Garrido Arquitectos y Llama Urban Design, integrado por los españoles Francisco Burgos y Ginés Garrido, el canadiense Angus Laurie y la peruana Mariana Leguía.

Su propuesta abarca la Gran galería, enfocada al estrato más profundo de la geología generada por el nuevo museo y oncibe una gran sala, diáfana y flexible, que ofrece el orden rotundo de la modernidad y el clasicismo para construir un espacio con capacidad para acoger las múltiples visiones de la realidad del arte contemporáneo actual. Propone un espacio iluminado por un cañón de luz que se asoma a la superficie para capturar la luminosidad exterior, una grieta cubierta por una vegetación exuberante que construye un espacio exótico, húmedo y específico en contraste con el espacio mudo, seco y universal de la galería de exposiciones.

Se destaca también el Patio de las jacarandas, que junto al edificio actual del MALI propone un espacio al aire libre, un ámbito propio que resuelve el cierre del parque y crea una atmósfera específica formada por un bosque de jacarandas. Este patio que evoca la tradición del patio limeño es el vestíbulo del parque y del MALI, permite gestionar el tráfico de visitantes conduciéndolos hacia los accesos diferenciados de los usos diferentes ofrecidos en el nuevo edificio. Los pabellones que albergan estos accesos reciben luz y vistas desde un mismo lugar, el patio, que les da sentido y pone en valor la nueva intervención.

Asimismo, propone restaurar la formidable cubierta vegetal que existió sobre el Parque de la Exposición recuperando el carácter de un gran espacio en sombra mediante un  Bosque urbano denso, que está compuesto por una gran masa arbolada articulada por paseos, actividades y por la presencia elegante de una colección de pabellones, cuatro históricos y cuatro contemporáneos, que se ofrecen como pequeños cofres delicados dispersos en el interior del bosque

Sobre el Museo de Arte de Lima

El MALI es una organización sin fines de lucro cuyos proyectos se hacen posibles gracias a generosas donaciones y fondos gestionados por la propia institución. Alberga la colección más representativa de arte en el Perú, un acervo de más de diecisiete mil obras que recorren 3,000 años de historia, desde las primeras civilizaciones andinas hasta nuestros días. Sus renovadas salas de exhibición permanente muestran una selección de mil doscientas piezas, desde el arte precolombino hasta mediados del siglo XX. El desarrollo de las colecciones ha ido de la mano de un programa de conservación y restauración que contribuye a la preservación del patrimonio cultural de la nación. El museo ha dirigido sus esfuerzos a abrir nuevas perspectivas en la historia del arte peruano mediante la investigación académica y su difusión a través de exposiciones, publicaciones y una intensa programación de auditorio. Su programa educativo contribuye a la formación de miles de alumnos que buscan desarrollar su capacidad artística y ampliar sus conocimientos. La biblioteca y el archivo de arte, que constituyen uno de los más importantes centros de documentación de la historia del arte en el país, enriquecen esta labor educativa. El histórico Palacio de la Exposición, que le sirve de sede gracias a la Municipalidad Metropolitana de Lima, es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura en hierro del siglo XIX en América Latina.