Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Erdogan: golpistas pagarán un precio muy alto por su traición

Publicado el 16/07/16

Estambul, jul. 16. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha calificado hoy el intento de golpe de Estado que sufre el país como un regalo de Dios que permitirá limpiar el Ejército, y aseguró que los golpistas pagarán cara su traición.

“Este levantamiento, este movimiento es un gran regalo de Dios para nosotros. Porque el Ejército será limpiado”, afirmó el mandatario en rueda de prensa al poco de aterrizar en Estambul.
En su alocución, desde el aeropuerto Atatürk de la metrópolis eurasiática, Erdogan acusó a los militares golpistas de levantarse contra un Gobierno que “llegó al poder con el voto del pueblo”.
“Esto es traición. Pagarán un precio muy alto”, amenazó el jefe del Estado y hombre fuerte del país.
Erdogan afirmó que los militares “no pueden aceptar” su triunfo en la urnas.
El actual presidente llegó al cargo en 2014 con el 51,8 por ciento de los votos. Antes de eso, gobernó como primer ministro desde 2003 con sucesivas mayorías absolutas de su partido, el islamista AKP.
El jefe del Estado negó que los golpistas hayan logrado hacerse con el control del país y afirmó que sólo un pequeño grupo de militares ha participado en la intentona.
“Nunca cederemos nuestro país a los ocupantes. El final de esto será bueno”, prometió.
Erdogan convocó a los mandos militares a “ser respetuosos con los valores de esta nación” y afirmó que hay miembros del Ejército recibiendo “órdenes de Pensilvania”, en referencia a la residencia en el exilio de Fethullah Gülen, un influyente predicador islamista, antigua aliado del AKP y ahora enfrentado a él.
Erdogan dijo que la intentona golpista prueba que son ciertas las acusaciones de terrorismo que lleva haciendo contra la influyente cofradía dirigida por Gülen, con muchos seguidores en las fuerzas de seguridad y la judicatura turca.
Agencia Efe: todos los derechos son reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin la autorización previa y por escrito de la Agencia Efe.