Domingo, 11 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Primer tiempo: Gales e Irlanda del Norte igualan (0-0) en el Parque de los Príncipes

Publicado el 25/06/16

Los dos países más pequeños que forman el Reino Unido, Gales e Irlanda del Norte, se enfrentarán el sábado en París desde las 11:00 (hora peruana) en el derbi más importante jamás disputado por ambos y que tendrá como premio un billete para los cuartos de final de la Eurocopa, algo impensable antes del inicio del torneo.

Ninguna de las dos selecciones había participado nunca en una Eurocopa y, salvo los más viejos, nadie se acuerda de cuando jugaron por última vez un Mundial (Gales lo hizo en 1958 e Irlanda del Norte en 1986).
Por lo visto en el torneo, Gales se presenta como favorito en esta eliminatoria: fue líder del grupo B superando incluso a Inglaterra, cuenta con una superestrella como Gareth Bale y con varios jugadores con protagonismo en equipos de la Premier League como Aaron Ramsey (Arsenal), Joe Allen (Liverpool) y Ashley Williams (Swansea).
Enfrente tendrá al peor de los equipos que se han clasificados como terceros de su grupo y su jugador más conocido es uno que no ha disputado un solo minuto, pero que se ha convertido en una celebridad gracias a la canción que ha hecho furor en la primera fase del campeonato: “Will Grigg’s on fire” (“Will Grigg está en llamas”).
“Corresponde a otros decidir si somos favoritos. La etiqueta no nos preocupa. Todos sabemos lo que tenemos que hacer y saldremos a por la victoria”, aseguró Bale, que lidera la tabla de goleadores con tres tantos, los mismos que el español Álvaro Morata.
El delantero del Real Madrid ha mostrado en la previa de los cruces una gran ambición: “No se viene aquí para jugar tres partidos y volverte a casa. Nuestro objetivo final es intentar ganar el torneo”.
Por ello los aficionados galeses sueñan con repetir los éxitos de Dinamarca en 1992 y de Grecia en 2004, cuando ganaron el torneo europeo pese a que nadie contaba con ellos.
Bale, no obstante, también ha advertido de la peligrosidad de los norirlandeses: “Ganaron su grupo de clasificación y eso no se logra por error”.
“Tienen un espíritu de equipo similar al nuestro y son un poquito más defensivos que nosotros. Será difícil batirles pero lo daremos todo”, analizó.
Mirando las estadísticas de la primera fase, parece poco menos que un milagro la clasificación de Irlanda del Norte: fue el equipo que menos veces disparó a puerta entre los 16 que siguen con vida en Francia-2016 (17 tiros en tres partidos), el que menos pases dio (635) y el que tuvo la menor posesión de balón (34%) de los 24 equipos que arrancaron el torneo.
 
Frenar a Bale
Pero el equipo que entrena Michael O’Neill basa su fuerza en una sólida defensa (solo encajó un gol contra Polonia y otro ante Alemania), con la que esperan poder parar a Bale.
 
“Frenar a un jugador de tal calibre es siempre un desafío”, ha admitido el veterano zaguero Aaron Hugues, aunque los norirlandeses quieren aplicar la misma fórmula que les sirvió para parar a Cristiano Ronaldo en un encuentro disputado en Oporto en 2014.
“Aquella noche hicimos un gran esfuerzo como equipo. Nunca puedes frenar la amenaza de un jugador así con un marcaje individual”, recuerda Hugues.
La principal duda en el once de O’Neill es si, como en los dos últimos partidos, seguirá confiando en Conor Washington como hombre más adelantado o sacará de inicio a Kyle Lafferty, el goleador de la fase de grupos.
En Gales, la principal duda de Coleman es qué jugador acompañará a Bale en el ataque: Hal Robson-Kanu, que marcó contra Eslovaquia, o Sam Vokes, titular ante Rusia.
Irlanda del Norte no gana a Gales desde 1980 y los Dragones no han perdido ninguno de sus últimos ocho encuentros ante sus vecinos, aunque en un amistoso disputado en marzo necesitó de un penal en el minuto 89, transformado por Simon Church para rescatar un empate (1-1).
El premio al ganador será disputar los cuartos ante Hungría o Bélgica y, sobre todo, continuar soñando con seguir haciendo historia.
Las dos aficiones, de las más animadas del campeonato, le darán un toque “british” al partido y para que nada falte lo arbitrará el inglés Martin Atkinson. Sólo resta que llueva en el Parque de los Príncipes de París el sábado.
Alineaciones probables:
Gales: Hennessey – Gunter, Chester, Williams, Davies, Taylor – Ledley, Allen, Ramsey – Robson-Kanu (o Vokes), Bale. DT: Chris Coleman.
Irlanda del Norte: McGovern – Hughes, McAuley, Cathcart, J. Evans – C. Evans, Norwood, Davis, Ward, Dallas – Washington (o Lafferty). DT: Michael O’Neill.
 
Árbitro: Martin Atkinson (ENG)
(FIN) AFP/JAM