Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Francia despliega un dispositivo de seguridad sin precedentes para la Eurocopa 2016

Publicado el 08/06/16

Francia asegura que ha tomado todas las precauciones para la seguridad de la Eurocopa-2016 que arranca este viernes, en particular ante la amenaza de atentados, ya sea en los estadios o los lugares de concentración de los aficionados y de los equipos.

Francia, el principal blanco del EI
Siete meses después de los atentados que golpearon París, la amenaza yihadista sigue siendo “elevada”, afirma el gobierno. En este contexto, la Eurocopa-2016 es “un blanco potencialmente atractivo, tanto para organizaciones terroristas como para personas radicalizadas”.
El fin de semana, el presidente francés, François Hollande, advirtió que la amenaza de un atentado “existe”, pero que no hay que dejarse “intimidar”.
Hollande señaló que la movilización de las fuerzas de seguridad ha sido suficiente como para “garantizar la seguridad”.
Sin embargo, según los encargados de la lucha antiterrorista, “todas las alarmas están en rojo”.
“Francia es claramente el país más amenazado”, afirmó el director general de seguridad interior (DGSI), Patrick Calvar.
Un importante cuadro de los servicios de seguridad dijo, bajo condición de anonimato, que hay comandos en Europa y nadie conoce ni su composición ni su localización.
“Las células que cayeron en Bruselas no apuntaban contra el aeropuerto y el metro de Bruselas, pensaban en París”, explicó, quien dijo que otro motivo de amenaza es el hecho de que el grupo Estado Islámico (EI) haya perdido terreno, por lo que “va a buscar acciones, allí o en Francia”.
Pero la amenaza no se restringe a los yihadistas, ya que los servicios de seguridad ucranianos informaron el lunes que detuvieron a un francés que preparaba hasta 15 atentados durante el torneo. El individuo tenía motivaciones tanto contra los musulmanes como contra los inmigrantes.
Más de 90.000 personas movilizadas
Unos 90.000 policías, gendarmes y agentes de seguridad serán movilizados para garantizar la seguridad en los estadios y en las zonas de aficionados de 10 ciudades que albergan la competición y que recibirán a miles de seguidores.
Los organizadores, encargados de la seguridad dentro de los recintos, estiman que contarán con entre 10.000 y 15.000 agentes.
El responsable de la seguridad de la Eurocopa-2018, Ziad Khoury, dijo que se han realizado simulacros de atentados.
“Un dispositivo antidrones muy importante e innovador” será implementado, informó Khoury.
Vigilancia extrema en zonas para aficionados
Las zonas para aficionados, criticadas por la derecha que estima que constituyen un blanco notorio, tienen previsto albergar hasta siete millones de visitantes que podrán seguir los partidos en directo en cada una de las ciudades.
Estarán bajo vigilancia y el acceso será filtrado. La mayor de ellas, que se extiende por el parque parisino Campo de Marte, puede albergar a unas 92.000 personas.
Pero, otros blancos, como los cafés y las terrazas, golpeados en los atentados del 13 de noviembre, van a congregar a muchas personas.
 
“El número de atentados es infinito. Si proteges mil blancos, el 1001 va a ser amenazado”, advierte una fuente policial. “Pasar en coche y disparar contra una multitud está al alcance de mucha gente”, agregó.
Este miércoles, el gobierno lanzó una aplicación para teléfonos móviles que alerta a los usuarios en caso de atentado.
La amenaza de los “hooligans”
Más allá de la amenaza de los atentados, las autoridades van a tener que hacer frente, como en todas las otras competiciones, al riesgo del desborde de grupos de aficionados violentos. Varios países que compiten cuentan con barras violentas entre ellos Rusia, Croacia, Inglaterra y Alemania.
Cerca de 180 policías de los 23 países que participan han sido desplegados para ayudar a identificar a los “hooligans”.
Además el gobierno ha tomado medidas administrativas para impedir la entrada en Francia de aficionados violentos que tienen prohibido el acceso a los estadios en su país de origen.