Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Bastian Schweinsteiger, indispensable incluso cuando no juega

Publicado el 30/06/16

Jugador emblemático y una pieza importante para Joachim Löw en el seno de la Mannschaft, Bastian Schweinsteiger tiene una importancia en la selección alemana que supera de largo su aportación en el terreno de juego: sólo ha jugado unos cuarenta minutos en esta Eurocopa, pero su influencia como líder resulta siempre muy valiosa.

 
“¿Puede decirnos en qué estado de forma está Bastian Schweinsteiger y si puede ser titular en el próximo partido?”. Desde el 6 de junio en la concentración de Alemania en Evian, e incluso antes en la de Ascona (Suiza), no hay una conferencia de prensa en la que no se formule esa pregunta o una de sus innumerables variaciones.
El jueves, a dos días del duelo de Burdeos ante Italia en los cuartos de final de la Eurocopa, el mánager general de la selección alemana, Oliver Bierhoff, fue preguntado por ello.
“Todo es posible, que entre Basti y salga Sami (Khedira), o jugar con los dos. Jogi (Löw) estudia todas las posibilidades” para los cuartos de final, añadió Bierhoff.
Respuestas similares se han sucedido a lo largo de este torneo, en el que Schweinsteiger ha disputado en cuatro partidos menos de los minutos de medio partido. Que en su caso los ha repartido en tres encuentros.
Ante Polonia (0-0) ni siquiera abandonó el banquillo de suplentes, pero en el resto de encuentros (Ucrania 2-0, Irlanda del Norte 1-0, Eslovaquia 3-0) ha tenido finales de partido. Incluso firmó un tanto, el segundo ante los ucranianos, apenas dos minutos después de haber reemplazado a Mario Götze.
Basti “vale oro”
Löw le considera “un líder técnico y emocional”, pero por ahora no ha contado con él como titular.
En su lesión de enero y ahora, Schweinsteiger sólo jugó 65 minutos con el Manchester United y más de un centenar de minutos con la selección, Eurocopa incluida.
En su zona, Sami Khedira y Toni Kroos cuentan por ahora con la total confianza de Löw y han respondido bien.
¿Pero hay que desesperarse por no ver como titular al carismático ex del Bayern de Múnich?
Löw insiste en que no y le mantiene como capitán del equipo, signo de la estrecha relación entre ambos: 114 de los 118 partidos como internacional de ‘Schweini’ han sido como Löw como seleccionador adjunto o seleccionador principal. Un puesto ese último que ocupa desde hace una década, desde 2006.
Además, en el Mundial de Brasil, Schweinsteiger ya se conformó con jugar partes de partidos en el inicio de la competición -21 minutos ante Ghana, 14 frente a Estados Unidos, 11 en la prolongación ante Argelia en octavos-, antes de pasar a ser titular en los tres últimos partidos y jugar un papel importante en el título alemán.
Mientras llega esa posible oportunidad en el campo, su papel es sobre todo el de ser un líder del vestuario.
Tener a Schweinsteiger entre los 23 “vale oro porque los jóvenes le observan y le admiran”, afirma Löw, que destaca que es “muy activo en la vida del equipo”.
Se le ha visto incluso llevar a Thomas Müller sobre su espalda en una carrera de calentamiento. Un signo de la buena sintonía que parece vivirse en la concentración.
Pero conociendo el carácter ganador de Schweinsteiger (31 años), su ambición es volver a ser el gran protagonista de ‘su’ Mannschaft.
(FIN) AFP/JAM