Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Santos confía en que el fin de la “guerra” con las FARC está cerca

Publicado el 13/05/16

Londres, may. 13. El presidente colombiano Juan Manuel Santos espera que el conflicto con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) termine “muy pronto” después de que la guerrilla y el gobierno dieran la víspera un “paso importantísimo”.

En declaraciones a la prensa en Londres, antes de regresar a Bogotá al término de una visita de tres días, Santos comentó el acuerdo que ambas partes alcanzaron en La Habana para blindar legalmente todo lo negociado y garantizar su cumplimiento conforme al derecho nacional e internacional.
“Hacemos votos para que muy pronto se resuelva el punto que tiene que ver con el cese al fuego definitivo entre las FARC y el gobierno. Ese cese al fuego es seguido por el procedimiento de la dejación de las armas y eso querría decir el fin de la guerra”,dijo Santos, reticente durante todo el proceso de paz a establecer plazos.
Eso significaría “el fin del conflicto armado”, añadió, “el fin de las FARC como grupo armado, y eso es una noticia muy importante, espero que allá lleguemos muy pronto”.
Además, Santos estimó que el acuerdo del jueves significa que “las FARC reconocen por primera vez nuestra Constitución, nuestras leyes y los poderes que emanan de nuestra Constitución”
“Es un aspecto muy importante, porque las FARC venían desconociendo la Constitución, es más combatiéndola, desconociendo los poderes del Estado y lo que hace en este momento es todo lo contrario, es reconocer la Constitución, al congreso de la República”.
El acuerdo del jueves elimina uno de los últimos escollos en el proceso que está a punto de cerrar exitosamente en La Habana, después de tres años y medio de complejas discusiones.
En ese plazo, las FARC y el gobierno han alcanzado acuerdos en cuatro de los seis puntos de la negociación: problema agrario (origen del conflicto), cultivos ilegales y narcotráfico, reparación de las víctimas del conflicto y la transformación de la guerrilla en partido político.
Quedan ahora los dos puntos finales del proceso: el cese bilateral y definitivo del fuego, que incluye el desarme de los rebeldes, y el mecanismo para refrendar lo acordado.