Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Niños y jóvenes presentan más diabetes por vida sedentaria y desorden alimenticio

Publicado el 07/05/16

Lima, may. 7. El consumo excesivo de carbohidratos, harinas y azúcares; así como llevar una vida sedentaria, contribuyen a que cada vez se reporten más casos de diabetes en niños y jóvenes, advirtió el jefe del Programa de Diabetes del hospital Arzobispo Loayza, Harold Manrique.

El experto informó que en los últimos años se ven con más frecuencia casos de diabetes tipo 2 (que no requiere aplicación de insulina) en niños o adolescentes obesos, algo que no se observaba hace un decenio.
“Cuando uno come frecuentemente este tipo de alimentos hace que el páncreas trabaje mucho. Este órgano es el responsable de la producción de insulina, pero cuando se cansa y agota ya no produce tanta; entonces sube la glucosa y se genera la diabetes”, explicó el galeno.
Indicó que el estilo de vida moderno induce a que las personas consuman en exceso alimentos azucarados, frituras y carbohidratos, lo que a la larga provoca casos de diabetes.
“Antes se esperaba que esto sucediera a los 30 o 40 años de vida, ahora sucede a los 10 o 12 años”, advirtió.
Manrique indicó que, además del sobrepeso y la obesidad, hay otros factores de riesgo que pueden llevar a padecer diabetes, tales como la hipertensión arterial, problemas de colesterol o triglicéridos; así como falta de actividad física.
Asimismo, tener antecedentes de familiares directos con diabetes (padre, madre, hermanos o abuelos), excesivo consumo de alimentos no saludables o tener más de 35 años de edad.
Recomendó a las personas con alguno de los factores de riesgo mencionados someterse anualmente a un dosaje de glucosa en ayunas, a fin de prevenir o detectar tempranamente este mal, ya que en su etapa inicial suele ser asintomática.
Dijo que el estilo de vida saludable parte de la necesidad de identificar los alimentos que hacen daño a una persona en general, entre estos el azúcar, las galletas, las tortas y gaseosas.
Otros alimentos dañinos para las personas obesas son los extractos y jugos de frutas, porque tienen gran cantidad de fluctuosa; al igual que los purés.
De la misma forma, la miel de abeja, que si bien es saludable hace subir de peso a las personas que tienen una vida sedentaria o que son obesos.
Otro alimento con gran cantidad de calorías es la quinua y su consumo es recomendado para las personas que desarrollan constante actividad física, porque de lo contrario subirán de peso.
“De acuerdo con tu situación, tu estado de salud y peso, tienes que conocer los alimentos adecuados e inadecuados”, recomendó