Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

ALBERTO HIDALGO

Publicado el 23/05/16

El poeta y narrador peruano Alberto Hidalgo nació en Arequipa el 23 de mayo de 1897 y falleció en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1967.

Se trasladó a Lima para estudiar Medicina en la Universidad de San Marcos, pero luego abandonó sus estudios para dedicarse a la literatura.

Colaboró en la revista Colónida, publicada en 1916 y dirigida por Abraham Valdelomar. En 1917 publicó sus primeros poemarios: Panoplia Lírica (1917), Las voces de colores (1918) y Joyería (1919).

“…En su poesía inicial Panoplia lírica (1917), predomina aún el gusto estético de Colónida vertido en sonetos y versos alejandrinos de cautivante musicalidad y ternura. Pero en Química de espíritu (1923), Simplismo (1925) y Descripción del Cielo (1928) los poemas son franca y totalmente vanguardistas. Posteriormente su poesía fue cobrando un carácter social cada vez más acentuado desde Edad del corazón (1940) hasta Carta al Perú (1953) y Biografía de yo mismo (1959)”, sostiene Washington Delgado.

También ejerció la crítica en obras como Jardín zoológico (1919) y Muertos y heridos y contusos (1920).

Sobre Hidalgo, José Carlos Mariátegui, en sus 7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana, El Proceso de la Literatura, dice: “Alberto Hidalgo significó en nuestra literatura, de 1917 al 18, la exasperación y la terminación del experimento “colónida”. Hidalgo llevó la megalomanía, la egolatría, la beligerancia del gesto “colónida” a sus más extremas consecuencias. Los bacilos de esta fiebre, sin la cual no habría sido posible tal vez elevar la temperatura de nuestras letras, alcanzaron en el Hidalgo, todavía provinciano, de Panoplia Lírica, su máximo grado de virulencia. Valdelomar estaba ya de regreso de su aventuroso viaje por los dominios d’annunzianos, en el cual -acaso porque en D’Annunzio junto a Venecia bizantina están el Abruzzo rústico y la playa adriática-, descubrió la costa de la criolledad y entrevió lejano el continente del inkaísmo. Valdelomar había guardado, en sus actitudes más ególatras, su humorismo. Hidalgo, un poco tieso aún dentro de su chaqué arequipeño, no tenía la misma agilidad para la sonrisa. El gesto “colónida” en él era patético. Pero Hidalgo, en cambio, iba a aportar a nuestra renovación literaria, quizá por su misma bronca virginidad de provinciano, a quien la urbe no había aflojado, un gusto viril por la mecánica, el maquinismo, el rascacielos, la veloci-dad, etc. Si con Valdelomar incorporamos en nuestra sensibilidad, antes estragada por el espeso chocolate escolástico, a D’Annunzio, con Hidalgo asimilamos a Marinetti, explosivo, trepidante, camorrista. Hidalgo, panfletista y lapidario, continuaba, desde otro punto de vista, la línea de González Prada y More. Era un personaje excesivo para un público sedentario y reumático. La fuerza centrífuga y secesionista que lo empuja, se lo llevó de aquí en un torbellino”.

Poemario Poesía inexpugnable publicado en Buenos Aires el año 1962.

Obras posteriores fueron Actitud de los años ([[subjetivismo y dar fuerza y color a las palabras en sí, de un modo que fijen la atención del lector. Asimismo la ideología izquierdista y combativa de Hidalgo y su vinculación con el Perú se refleja en sus poemarios Carta al Perú (1957) y Poesía inexpugnable (1962), en LOS DIAS DE GUERRA

Además de su obra poética escribió cuentos publicados originalmente y en su mayoría en Caras y Caretas y luego editadas bajo el título Los sapos y otras personas (1927), único libro de cuentos del autor. Se dedicó también a obras de teatro, además del ensayo Diario de mi sentimiento (1937), en el que comenta de forma bastante personal e irreverente el ambiente artístico de su época. Mención aparte merece una colección de libros de difusión de la obra de Sigmund Freud, publicados entre 1930 y 1945 bajo el seudónimo de Dr. J. Gómez Nerea, que contribuyeron a dar a conocer el psicoanálisis en Argentina.

Falleció en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1967, pocos meses después de recibir el Gran Premio de Honor otorgado por la Fundación Argentina para la Poesía, único reconocimiento recibido en vida.

Simplismo
El simplismo es una técnica literaria que, influida por el futurismo y el creacionismo, consistía en el uso extensivo de la metáfora y la autonomía de cada verso, condensando de éste modo su lenguaje poético, generalmente altamente subjetivo.

Obra

Arenga lírica al Emperador de Alemania. Otros poemas. (obra escrita junto a Miguel Ángel Urquieta) (Arequipa: Tip. Quiroz Hnos. 1916)
• Planopia lírica. (Lima: Imp. Víctor Fajardo. 1917)
• Cromos cerranos. (Santiago: s/e. 1918)
• Hombres y Bestias. (Arequipa: Edición del autor. 1928)
• Las voces de colores. (Arequipa: s/e. 1918)
• Jardín zoológico. (Arequipa: Tip. Quiroz Perea. 1919)
• Joyería: poemas escogidos. (Buenos Aires: Virus. 1919)
• Muertos, heridos y contusos. (Buenos Aires: Imp. Mercatali. 1920)
• España no existe. (Buenos Aires: Edición del autor. 1921)
• Química del espíritu. (Buenos Aires: Imp. Mercatali. 1923)
• Simplismo: poemas inventados. (Buenos Aires: El Inca. 1925)
• Índice de la nueva poesía americana. (prólogo junto a Jorge Luis Borges y Vicente Huidobro) (Buenos Aires: El Inca. 1926)
• Ubicación de Lenin: poemas de varios lados. (Buenos Aires: El Inca. 1926)
• Los sapos y otras personas. (Buenos Aires: El Inca. 1927)
• Descripción del cielo, poemas de varios lados. (Buenos Aires: El Inca. 1928)
• Actitud de los años. (Buenos Aires: M. Gleizer. 1933)
• Diario de mi sentimiento (1922-1936). (Buenos Aires: Edición del autor. 1937)
• Dimensión del hombre. (Buenos Aires: F.A. Colombo, impresor. 1938)
• Edad del corazón. (Buenos Aires: Edición del Teatro del Pueblo. 1940)
• Tratado de poética. (Buenos Aires: Feria. 1944)
• El universo está cerca. (Buenos Aires: Feria. 1945)
• Oda a Stalin. (Buenos Aires: El Martillo. 1945)
• Poesía de cámara. (Buenos Aires: Gráf. Continental. 1948)
• Anivegral. (Buenos Aires: Mia. 1952)
• Carta al Perú. (Buenos Aires: El Ateneo. 1953)
• Espaciotiempo. (Buenos Aires: Bajel de Plata. 1956)
• Aquí está el anticristo. (Buenos Aires: Máfaga. 1957)
• Odas en contra. (Paris: Tinta de Fuego. 1958)
• Biografía de yomismo: poemas. (Lima: Juan Mejía Baca. 1959)
• Historia peruana verdadera. (Lima: Juan Mejía Baca. 1961)
• Poesía inexpugnable. (Buenos Aires: Conducta. 1962)
• Árbol genealógico. (Lima: Juan Mejía Baca. 1963)
• La vida es de todos. (Buenos Aires: Carro de Tespis. 1965)
• Su excelencia, el buey. (Buenos Aires: Carro de Tespis. 1965)
• Volcánida. (Buenos Aires: Kraft. 1967)
• Bajo el seudónimo Dr. J. Gómez Nerea, publicó la colección Freud al alcance de todos

POEMAS (selección)

Declaración de Principios

Desde el perfume en que te quiero tanto
hasta esa gran ternura que como túnica te viste
hay un camino a mi alma
que es un camino a mi dicha

Ese color tan lento ese color besado que te empieza
y tus senos acostumbrados a que mis ojos los estrujen
y tu boca de donde sale felicidad a torrentes
y la piel que te cubre con lujuria de raso
obstáculo exquisito entre mis dientes y tu carne
lodo eso desemboca en este amor que me íntegra

Tu sonrisa es la época de ser feliz pues se conoce
la ciencia de tus labios que muerden desde lejos
manos para el milagro de hacer brotar la fuerza de una mecánica muy dulce
que habría sido inercia para siempre sin tu gloriosa asistencia
En tus piernas se inicia el paraíso
paraíso perdido y al fin reencontrado
donde vivir en nuestro tiempo la edad de la manzana
Nadie ha logrado tu retrato porque tú comienzas
en una zona de ti misma difícil al pincel el lente o la palabra
Comienzas en el tono la mirada el andar
nada del cuerpo te principia, pero tu cuerpo es donde acaba todo
hasta la vida en él concluye mas se inicia de nuevo
océano al que fluyen atropellados ríos
puerto de los deseos y los besos
ay adorado cuerpo de mi muerte

Y yo era solo, y yo era triste, y yo era un menos y no era yo sin ti
No es nada el ángulo que no tiene un lado
yo era como él pues me faltabas tú
Recién estoy completo como un redondo como un mundo entero

Alberto Hidalgo