Lunes, 5 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

6.100 celulares van a los mercados negros todos los días

Publicado el 20/05/16

Solo entre enero y marzo de este año, 549 mil celulares han sido reportados como robados ante el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel). Es decir, unos 6.100 aparatos por día.

Los más afectados son los escolares y universitarios. En las últimas dos semanas, 14 muchachos que se resistieron al despojo de sus pertenencias fueron baleados. Cuatro de ellos murieron y todos eran estudiantes.

De acuerdo con Osiptel, en este mismo periodo 243.660 teléfonos móviles fueron declarados perdidos y solo 51.762 fueron recuperados.

Movistar reportó 301.439 aparatos robados, en tanto Claro denunció el robo de 178.241, Entel 58.437 y Bitel 10.859 equipos. “Osiptel recomienda a los usuarios que sufrieron el robo de su equipo, que se contacten de inmediato con su empresa operadora para bloquear la línea móvil y bloquear el equipo”, comentó Gonzalo Ruiz Díaz, presidente del ente regulador.

Asimismo, Ruiz demandó que los usuarios eviten comprar equipos móviles en puntos de venta no autorizados. “Comprar aparatos robados es apoyar indirectamente la delincuencia”, arguyó.

El jefe del gabinete ministerial, Pedro Cateriano, también instó a la ciudadanía a no comprar celulares robados.

“Este gran mercado ilegal de los celulares constituye un peligro para todos. Cuando un joven está comprando un celular robado se está convirtiendo en un cómplice que permite el financiamiento ilegal de la compra y venta de celulares en el mercado negro”, expresó.

Gabriel Prado, experto en seguridad ciudadana, señaló que una de las medidas para contrarrestar la ola de inseguridad es romper el círculo vicioso de la compra de objetos robados.

Cifras oficiales del Ministerio del Interior dan cuenta que en el primer semestre del 2015, el 17% de la población a nivel nacional, de 15 a más años de edad, fue víctima de hurto o robo de sus celulares.

“Los principales proveedores de los ‘cachineros’ son los ladrones. En Lima se ha detectado 22 puntos de venta ilegal”, dice un oficial de la Policía.

Por lo general, los aparatos robados van a parar a estos mercados negros donde, tras modificar su serie electrónica y cambiarle el chip, son puestos a la venta. Este ilegal negocio se hace principalmente con los equipos prepago, pues son más fáciles de desbloquear y evadir.

Para muestra un botón: Jhoiser Guerrero Llanos (18) fue detenido por el Escuadrón Verde en la calle Río Cenepa, en Ate, cuando ofrecía 15 celulares. Los aparatos habían sido robados a estudiantes en la Carretera Central.

En el campo ferial 501 de la avenida Nicolás Ayllón, en La Victoria, los comerciantes pagan S/ 180 por un celular Samsung Galaxy S6, pero los venden a 500 o 700 soles.

En Las Malvinas de la avenida Argentina, los precios son similares, igual en la avenida Grau, en el mercado Ceres de Ate, en Surquillo, Los Olivos, Independencia y Comas.

La impunidad es similar en la ‘cachina’ de Villa El Salvador, ubicada entre las avenidas Juan Velasco y Revolución. En esta feria callejera abunda la venta de celulares robados en diversos distritos de Lima.