Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Inversión en el Gasoducto Sur Peruano supera los US$ 1,500 millones, según consorcio

Publicado el 28/04/16

La inversión ejecutada a la fecha en el proyecto Gasoducto Sur Peruano (GSP) supera los 1,500 millones de dólares y ha permitido un avance de infraestructura del 35.69%, en el cual destaca el despliegue y enterramiento de tubos, informó el gerente general del consorcio concesionario, David San Frutos. Precisó que en la actualidad se han zanjado y tapado 15 kilómetros de tuberías. Asimismo, se han desplegado 80 kilómetros de tubos y se han abierto 141 kilómetros de trocha para la instalación del Gasoducto Sur Peruano.

Indicó que a esta velocidad de ejecución es probable que el inicio de la operación comercial del proyecto se adelante a la fecha establecida en el contrato, que es marzo de 2019. “A principios de la década pasada hubo grandes dudas en torno al proyecto Camisea y hoy nadie duda que es un caso de éxito, el cual ha dado muchos beneficios al país. De esa manera, el Gasoducto Sur Peruano aportará mucho al sur del país una vez que se inicie la operación comercial”, manifestó.

En ese sentido, San Frutos reveló que el consorcio tiene muy avanzado el cierre financiero con la banca internacional, a través del cual se otorgaría un crédito por 4,125 millones de dólares para continuar con las obras de infraestructura. “Nuestro plan de trabajo es conseguir ese cierre financiero en los primeros días de julio. Una vez cerrado el tema financiero, iniciamos un fuerte régimen de trabajo en todos los frentes”, indicó.

Señaló que el cierre financiero avanza positivamente y los problemas que viene teniendo la empresa Odebrecht, miembro del consorcio, y su anuncio de venta de sus acciones no han afectado las gestiones financieras. “Prueba que las cosas van bien hasta el momento es que los bancos internacionales siguen trabajando con el consorcio”, enfatizó. “En este proyecto hay muchos actores: accionistas, Estado, bancos y ahora mismo estamos trabajando para ponernos de acuerdo todas esas partes. Vamos a dejar la piel para que el cierre financiero salga en julio”, aseveró.

Cabe indicar que la inversión total del proyecto, durante toda la concesión de 34 años, bordea los 7,280 millones de dólares. Los 4,125 millones de dólares a financiar servirán para continuar con las obras de infraestructura y para pagar un crédito puente de 600 millones, los cuales sumados a los 900 millones invertidos por los accionistas hacen los 1,500 millones invertidos hasta la fecha.

De otro lado, David San Frutos estimó que los estudios del Tramo C del proyecto Gasoducto Sur Peruano, que contempla la extensión de seis ramales para dotar de gas natural a las regiones de la zona sur del país, estarían listos en agosto de este año. “Los estudios de ingeniería y ambientales de los gasoductos regionales están muy avanzados, por lo que estimamos que a mediados de este año estarían listos”, declaró. Cabe indicar que Tramo C establece ramales para llevar gas a las regiones Apurímac, Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua y Tacna.

Señaló que el GSP espera transportar en sus primeros años de operación cerca de 500 millones de pies cúbicos por día y en un mediano plazo se estima ampliar a 800 millones de pies cúbicos diarios. En ese sentido, recordó que el GSP transportará gas extraído del Lote 88, el mismo que ha sido destinado exclusivamente al consumo interno. “Las reservas de gas es un tema que está gestionando el Estado con Consorcio Camisea, en el cual el consorcio Gasoducto Sur Peruano no forma parte. Sin embargo, sabemos que la información que ha facilitado el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) es que sí hay las reservas suficientes”, apuntó.

De igual modo, sostuvo que el GSP será un motor para la industrialización del sur, pues estimulará el crecimiento industrial por el acceso a una energía más económica y oportunidad para el desarrollo de la petroquímica. “El GSP brindará seguridad energética al país, pues descentralizará y fortalecerá la generación eléctrica al abastecer las tres nuevas termoeléctricas del sur, las mismas que se sumarán a las cuatro que operan en Lima”, dijo. Comentó además que el Gasoducto Sur Peruano aportará al crecimiento económico, pues dotará de gas natural a los hogares, vehículos y negocios en el sur.