Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Crónica: La historia de nunca acabar

Publicado el 06/04/16

Cristal le hizo un buen partido a Huracán pero le faltó jerarquía

Durante años hemos pasado por lo mismo. La mucha técnica del cual somos dueños para tratar al balón ha sido parte principal de nuestro fútbol, sin embargo, la falta de carácter en el campo, la ansiedad y el poco temple para mantener un resultado siempre nos ha costado. Cristal llegó a Argentina con la ilusión de robar al menos un punto, la decisión de Mariano Soso para hacer descansar a los titulares ante Municipal era vital, el equipo se encontraba completo y listo para dar el batacazo en tierras gauchas. Pero más de uno se preguntaba si Jorge Cazulo seguiría siendo el acompañante del “mudo” Rodríguez, el uruguayo ha tenido errores defensivos en partidos puntuales, al parecer el director técnico no le tiene fe a Abram y no quiere seguir intentando con Revoredo en esa posición, y ayer los errores de Cazulo como back se volvieron a repetir. Cristal vive un incertidumbre con esta derrota en Argentina, nuevamente haremos uso de la calculadora para esperar resultados que no sean propios, una derrota ante el Atlético Nacional de Colombia deja fuera a los celestes de la copa y sumaria un nuevo fracaso en torneos internacionales para nuestro fútbol.

Sporting Cristal presentaba un once que demostraba la intención de jugarle de igual a igual al cuadro local, Soso colocó tres hombres en la zona posterior, Cazulo nuevamente formó como un central más pero con la difícil tarea de marcar al experimentado Ramón Ábila, por momentos quedaban cuatro al fondo pero desprotegieron en el momento de recibir las rápidas contras de los argentinos, toda la experiencia de Daniel Montenegro para manejar con rapidez aquellos ataques fue necesaria para un equipo que no se paró bien y quedó algo sorprendido por un Cristal que principalmente llegó bien por las bandas donde Jair céspedes demostró que siempre tiene que ser el dueño de la banda izquierda. Uno de los jugadores que tienen ventajas y desventajas, nos deja satisfacción en algunas oportunidades con difíciles atajadas pero nos deja un sinsabor como ayer en dos ocasiones donde creemos que algo más pudo haber hecho el uno cervecero, Diego Penny no tiene a un arquero de experiencia que le haga sombra en los entrenamientos, tal vez es por eso que sea tan irregular.

Ayer el equipo cervecero empezó muy bien manejando el balón, dejando como siempre a Lobatón como el principal organizador de juego, sus pases de larga distancia pueden complicar a cualquier equipo aun así estén jugando en calidad de visitantes, pero ayer pudo haber iniciado Alfredo Ramua que tiene mayor desequilibrio, el cholito Ávilatuvo problemas aun así tuvo algún desequilibrio para llegar con seguridad al área rival. Hubo ocasiones perdidas como siempre, una falta de efectividad increíble, después del gol de Santiago Silva existió una importante para Cristal pero Costa no pudo definir lo que hubiera sido un difícil resultado momentáneo que Huracán difícilmente podría haber volteado. El empate llegó siete minutos después, los defensores fueron como una puerta abierta como siete minutos después donde nuevamente Ábila dejó en ridículo a Jorge Cazulo y en la poca reacción que tuvo Ballón para rechazar un balón que parecía era fácil, Cristal se chocaba con el resultado donde tal vez no era justo pero así es el fútbol, los que hacen los goles son los que ganan, el merecimiento de Cristal estaba de lado.

En el gol de Calcaterra se pudo acabar un tiempo con algo de justicia, el resultado se pudo resistir en gran parte de la segunda etapa, pero el gol argentino llegaría con Gamarra y luego de esto la historia en el campo cambiaria, los cambios de Ramua y Sandoval no dieron resultados, a Cristal le cuesta mucho sacar a Carlos Lobatón más cuando está en su mejor momento del partido pero lo hace porque el físico ya no aguanta como antes. Cuando Cristal estaba cerca de conseguir el empate llegó lo que suele pasar siempre, una contra y una desconcentración para defender un balón del cual aprovecharía un hombre fresco recién ingresado al terreno de juego terminó en el gol final, un 4 a 3 que no reflejó lo que pasó en la cancha pero al final quedó así. ¿Cuál es el problema de Cristal y en general, el del fútbol peruano? ¿Es responsable mariano Soso o él no puede hacer que los peruanos manejen mejor las definiciones en el área? Tema para discutir lo cierto es que ahora Cristal espera resultados favorables para una clasificación.

Escribe: Luis Angel Polin.