Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Michael Douglas está en estado terminal, según los medios americanos

Publicado el 11/03/16

Al actor Michael Douglas podrían quedarle seis meses de vida. Tan alarmantes noticias han sido publicadas por varios medios norteamericanos, entre ellos ‘Radar Online’ y ‘Hollywood News Daily’, en los que se cita un informe médico sobre el estado de salud del actor. Al parecer, y según los citados medios, hace unas semanas al protagonista de ‘Atracción fatal’ se le comunicó que se le había reproducido el cáncer de garganta que ya padeció tiempo atrás. Douglas ahora se habría marchado a las Bermudas en busca de paz y con el objeto de poner en orden sus asuntos, revisar sus últimas voluntades y realizar un «examen de conciencia».

A pesar de que en su entorno se niega que el cáncer haya vuelto, Douglas habría vendido partes de sus activos y estaría en proceso de reorganizar su inmensa fortuna. Otra fuente confirma que «se ha vuelto más espiritual. Se da cuenta, con todo su éxito, que la familia es todo y lo más importante».

En 2010 Michael Douglas fue diagnosticado de cáncer de garganta en un estadio cuatro. En 2013, en una sincera y conmovedora entrevista a ‘The Guardian’, el protagonista de ‘Instinto Básico’ confesó que tenía claro que contrajo cáncer de garganta por haber practicado sexo oral. Entonces, y una vez superada su enfermedad, aseguró al diario británico que ni el tabaco ni el alcohol se encontraban entre las causas de su enfermedad: «No me arrepiento de haber fumado y bebido. El cáncer que yo tenía lo causó el virus del papiloma humano, que viene en realidad del cunnilingus», explicó con toda crudeza.

Casado con Catherine Zeta-Jones, con la que tiene dos hijos, en un principio Michael Douglas pensó en el estrés como causa de su cáncer: «Me preocupé por si el encarcelamiento de mi hijo desencadenó el cáncer. Pero lo cierto es que es una enfermedad de transmisión sexual». Cabe señalar que su hijo Cameron, fruto de su primer matrimonio con Diandra Douglas, cumple prisión por posesión y tráfico de estupefacientes en una prisión federal.

En esa misma entrevista Douglas recordó, cuando se le diagnosticó el cáncer en agosto de 2010, la cara del médico al solicitar una biopsia. Fue entonces cuando los médicos descubrían un tumor del tamaño de una nuez debajo de la lengua que, según Douglas, «ningún otro especialista había visto previamente».