Lunes, 5 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Cuando los pequeños ya están rumbo al nido

Publicado el 17/03/16

SEPA LO QUE LOS NIÑOS DEBEN HACER ALREDEDOR DE LOS 3 AÑOS

Sineace presenta Mapa de Progreso de Desarrollo y Aprendizaje en menores de 72 meses

Alrededor de los tres años la mayoría de niños asiste por primera vez al nido o al kínder para socializar y comenzar a descubrir el mundo. Los adultos que los acompañan en ese proceso, padres o tutores, siempre desearán saber qué tan bien ha crecido y desarrollado sus habilidades para salir airoso de esta primera experiencia en el aula.

Por ello, el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace) ha elaborado el libro “Marco de referencia de los Mapas de Progreso de Desarrollo y Aprendizaje para niños menores de 6 años”, en el que explica claramente cómo debe ser su desarrollo físico, intelectual y emocional.

Así, a nivel de comunicación un niño que tiene unos 36 meses ya debe expresar sus necesidades, emociones, intereses y experiencias usando palabras, y frases, gestos y lenguaje corporal, variando la entonación según su intención. Del mismo modo, podrá interpretar lo que dicen otras personas y manifestará sus gustos, tan es así que participará espontáneamente en juegos, baile y canto.

También deberá correr con soltura, subir las escaleras alternando sus pies y reconocerá algunas partes de su cuerpo. Además, jugará con objetos de diferentes tamaños y con niños de su edad. Algo importante es que podrá realizar actividades cotidianas relacionadas a su cuidado como el asearse, comer, beber, colocarse los zapatos, y puede darse cuenta que tiene que ir al baño.

Sobre el conocimiento que tiene del mundo va poder comprender y señalar cuando los objetos están dentro de, fuera de, encima o debajo y reconocerá si son muchos o si son pocos.

Sobre sí mismo, podrá manifestar una variedad de emociones y sentimientos, y se reconoce como una persona distinta a otra con características, necesidades e intereses, y se reconoce como parte de una familia y un grupo. Y, es capaz de interactuar espontáneamente con otros niños y adultos de su entorno.

DATO:

      Los aprendizajes en los primeros años de vida son de gran relevancia, ya que se establecen los fundamentos del potencial biológico, cognitivo y social; es decir, se define la capacidad que tendrán para desarrollarse y consolidarse como ciudadanos responsables.