Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Crónica: Una nueva ilusión perdida

Publicado el 25/03/16

Perú se va quedando sin mundial al empatar con Venezuela en Lima

Un programa de espectáculos mostraba hace un par de días la imagen de Luis Advíncula en una discoteca. El defensa titular de la selección prefirió una noche de placer con alguna orquesta salsera en lugar de ir pensando en la eliminatoria. El compromiso no existe, para empezar por los errores deberíamos empezar por esta falta de compromiso para con la selección. Gareca empezó bien su era con la selección, el tercer puesto en la Copa América fue al igual que con Markarian una falsa esperanza que alimentó nuestras limitaciones. Pero ayer la ilusión terminó por romperse, Venezuela era el equipo sin puntos que difícilmente podría hacer historia en nuestra casa, los venecos nunca ganaron en Lima, con equipo parchado y muchos problemas eran más fuertes anímicamente que el equipo del “tigre”. Es posible que nadie entienda que Claudio Pizarro no es un enganche? Si el entrenador menciona que la continuidad en su club es importante para llegar a la selección, por qué insistir en Ascues y no pensar en Callens o el “mudo” Rodríguez?. Gareca tuvo malas decisiones, y todo esto costó caro ante un Venezuela que metió presión desde el primer minuto del partido, poco a poco la ansiedad nos iría carcomiendo hasta que el empate más adelante nos daría un premio consuelo que poco y nada sirve sino le ganamos a Uruguay en Montevideo, no por favor, no se ilusionen mucho.

La fiesta había empezado desde muy temprano, lo habíamos dicho, si Perú tenía que ganar un partido entonces Venezuela era la víctima. La vinotinto tenía seis debutantes que sobre el papel podriamos decir que son inexpertos, también eran una opción de mejoria, el ímpetu y las ganas de los jóvenes puede mermar en el funcionamiento del equipo. Gareca le dio la confianza a Pedro Gallese en el arco, también perdonó la “salidita” de Luis Advíncula, completaron la defensa, Zambrano, Vargas y un falto de fútbol Carlos Ascues. En el medio apostaron por Tapia y Ballón, dos hombres de marca que no son mixtos y carecen de juego creativo, más adelantados Cueva y un recuperado Farfán, Pizarro en un puesto ajeno y Paolo que se desconcentró luego del codazo de bienvenida de Vizcarrondo. Por el lado de Venezuela tal vez Añor y Rondón fueron los que más inquietaron arriba y que contribuyeron para que Ascues tenga un mal partido, dentro del sistema de Venezuela la presión era la virtud que complicó la salida de Vargas y la de Renato Tapia que supuestamente tenía que ser ese organizador que no tuvo nuestra selección, en los primeros veinte minutos cualquiera pudo pensar que sería fácil para Perú, hasta que llegó el desorden y todo se vino abajo.

Primero fue la amarilla a Josepmir Ballón, un error de Ascues hizo esforzarse al “barbón” que recibió la amonestación y no solo lo haría jugar condicionado desde ese momento, el jugador de Sporting Cristal se perderá el partido ante Uruguay en Montevideo, en su reemplazo llamaron al terminar el partido a Balbín que viajara hoy con el grupo. Luego Ascues nuevamente se equivocó, derribó a un venezolano en el área, penal claro, Otero sin problemas pateó fuerte a un costado y Pedro Gallese no pudo hacer algo, no se le podía exigir más al portero nacional, hasta ese momento ya había sacado hasta dos remates difíciles, la derrota momentánea desanimó aún más a la bicolor, los jugadores se vieron sorprendidos por que sentían que el primer tiempo seria de ellos. Luego del receso las cosas no cambiaron, Venezuela utilizó mejor el contragolpe, y es por eso que Villanueva logra meter el pie oportunamente en un centro desde la derecha donde Ascues pierde la marca en complicidad de Zambrano. Dos a cero abajo y el Nacional enmudeció, Venezuela se estaba llevando un triunfo que nunca había logrado en nuestra capital. La tarea desde ese minuto era difícil, Gareca desesperado cambió a Farfán, Pizarro y Tapia, el turno de Lobatón, “oreja” Flores y Raúl Ruidiaz apareció, con un poco más de ganas y tratando de remontar a base de coraje.

Lobatón era ese timón que necesitaba el equipo, lamentablemente su físico ya no puede aguantar un partido completo así lo niegue. Los balonazos complicaron y se crearon más situaciones con un Guerrero más insistente, Ruidiaz y Flores hacían paredes y entraban al área, algo que hace siempre en Universitario, y fue por ellos que el equipo logró descontar, primero para ponerle un balón a Paolo que anotó el gol de descuento y logró superar al mítico Teófilo Cubillas en goles marcados con la selección. En el minuto 93, en el último suspiro llegaría el premio consuelo para Perú, balón por izquierda que Edison Flores logra tomar, desborde y centro para encontrar la cabeza de la pulga Raúl Ruidiaz, un golazo que soltó el grito del estadio pero que no podría darnos más tiempo de buscar el tercero. Es cierto Flores y Ruidiaz demostraron contra todo pronóstico que están listos para la eliminatoria, Pizarro, Vargas y Farfán ya podrían ver alguna vez el partido desde la banca para darle una oportunidad a los más jóvenes, pero quien mueve las fichas de la selección? Las hace el director técnico o el jugador que más billete tiene? Hay muchas incógnitas en los procesos eliminatorios, malas conductas desde el Golf Los Incas hasta salidas nocturnas cuando llegan a Lima, esto tiene que cambiar pero no será ahora, ayer tuvimos una nueva ilusión rota como una copa de vidrio al caer, no nos ilusionemos con nuestro equipo, solo esperemos que Suarez y compañía no nos llenen la canasta como en el seis a cero en la era de Chemo Del Solar, a sufrir el martes.

Fecha Nº5 – Eliminatorias 2018:

Bolivia 2 – Colombia 3

Ecuador 2 – Paraguay 2

Chile 1 – Argentina 2

Brasil 2 – Uruguay 2

Escribe: Luis Angel Polin.