Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Berlín inaugura un museo sobre el muro que partió la ciudad en la Guerra Fría

Publicado el 26/03/16

Berlín, mar. 26. Un nuevo Museo del Muro, de carácter privado, abrió hoy sus puertas al público en Berlín, con el cometido de recrear lo que fueron las décadas de división ciudadana por la que se denominó la Franja de la Muerte, durante la Guerra Fría.

 El propósito del museo es representar, a lo largo de 13 espacios y esencialmente a través de formatos multimedia, la vida de los ciudadanos, a uno y otro lado del muro, desde su construcción -en 1961- hasta su caída -en 1989-.
 
Los materiales incluidos han estado diseñados con el asesoramiento de dos historiadores y documentalistas, Gerhard Ritter y Guido Knopp, este último conocido en Alemania por sus reportajes televisivos sobre la historia reciente alemana.
El museo lleva por nombre “The Wall Museum”, en inglés, y ha quedado instalado junto a la East Side Gallery, el más largo tramo que queda en pie del muro, con más de un kilómetro de longitud, y uno de los puntos más concurridos para los turistas que visitan la capital alemana.
Los vestigios de la Franja de la Muerte siguen siendo un fuerte imán turístico para la ciudad, en el caso de la East Side Gallery apuntalado en los famosos grafiti que estamparon sobre su superficie artistas de todo el mundo, poco después de la caída del muro y como expresión de la libertad recuperada.
Hasta ahora existían ya dos puntos de documentación más o menos fieles: la casa-museo ante el Checkpoint Charlie junto a un antiguo control entre el sector este y el oeste- y el memorial de la Bernauer Strasse, una calle que quedó seccionada por el muro y que propició dramáticas fugas de ciudadanos germano-orientales.
Únicamente el centro de la Bernauer Strasse es de carácter público, mientras que Checkpoint Charlie, como el museo ahora inaugurado, toman contornos más bien comerciales.