Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Más de mil pies tablares son recuperados durante exitoso operativo contra

Publicado el 23/02/16

Contra la tala ilegal en la reserva nacional allpahuayo mishana

Juzgado de Iquitos determina prisión preventiva contra taladores ilegales por el delito contra los bosques o formaciones boscosas en un área natural protegida.

Como parte de los operativos inopinados contra la tala ilegal y en base a un seguimiento de las actividades que pondrían en riego los objetos de creación de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana (RNAM).

Un duro golpe contra la tala ilegal en la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana. Más de mil pies tablares de madera aserrada fueron recuperados como parte de un exitoso operativo conjunto desarrollado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Loreto (FEMA) y la Policía Nacional del Perú (PNP).

El operativo se realizó en el sector 15 de Abril Samito, al interior de la Reserva ubicada en el departamento de Loreto; en donde fueron intervenidas dos personas que se encontraban realizando tala ilegal con motosierra en bosques primarios de terraza baja inundable del río Nanay. En el lugar se hallaron también árboles talados de la especie “Machimango” sobre una superficie deforestada de más de 0.25 hectáreas.

Los más de mil pies tablares de madera fueron encontrados en horcones que fueron aserrados con motosierra para su comercialización en la ciudad de Iquitos. El recurso forestal hallado durante la intervención fue reducido en su valor comercial en aplicación del Decreto Legislativo 1079 que establece medidas que garantizan la preservación del patrimonio de las áreas naturales protegidas permitiendo la lucha contra la tala ilegal. El material incautado (motosierra) fue puesto a disposición la Policía Nacional de Iquitos.

Los detenidos fueron internados en el penal de Iquitos luego de que el Juzgado de Investigación Preparatoria de esta ciudad ordenará su prisión preventiva por cinco meses por el delito contra los bosques o formaciones boscosas en su forma gravada, al haberse cometido el delito al interior de un área natural protegida.