Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Los atentados en Siria buscan torpedear las negociaciones de paz sostiene Rusia

Publicado el 22/02/16

Moscú, feb. 22. Los atentados con bomba perpetrados en Siria durante el fin de semana apuntan a torpedear las negociaciones de paz, sostuvo hoy el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

“Con sus crímenes atroces, los extremistas procuran asustar a la población civil, frustrar las gestiones para el cese de la violencia y del derramamiento de sangre, así como los intentos encaminados a lograr una solución política duradera de la crisis en beneficio de todos los sirios”, señaló.
Moscú condenó estos “ataques inhumanos de los terroristas” y expresó su pésame a las víctimas, a la vez que abogó por una “reacción ejemplar y adecuada de la comunida internacional”.
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, 120 personas murieron en un atentado contra un santuario chiita cerca de Damasco el domingo, en el ataque más sangriento desde el inicio de la guerra en 2011.
Otras 59 personas murieron en la ciudad de Homs en otro atentado.
Aumentan víctimas
Al menos 120 personas murieron en el doble atentado del domingo perpetrado por el Estado Islámico al sur de Damasco, según un nuevo balance de una ONG que convierte el ataque en el más sangriento desde el inicio de la guerra siria en 2011.
El EI reivindicó el doble atentado suicida cerca del santuario chiita de Sayeda Zeinab, a menos de 10 km de la capital siria.
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), entre las víctimas mortales hay 90 civiles.
En resto de fallecidos pertenecían a las fuerzas de seguridad del régimen, según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.
El ataque más sangriento antes del domingo tuvo lugar en mayo de 2012 cerca de la capital, fue perpetrado por la rama siria de Al Qaida, y mató a 112 personas.