Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Carnaval de Bahía tendrá récord de cámaras de videovigilancia

Publicado el 05/02/16

El Carnaval de Bahía, la fiesta popular más grande de Brasil, contará con más de 320 cámaras de videovigilancia en toda la ciudad de Salvador, una cifra récord en comparación con años anteriores. Los equipos, del fabricante sueco Axis Communications, permiten leer la matrícula de un vehículo a 300 metros de distancia y ver los detalles de los rostros en la multitud.

La fiesta se desarrolla a lo largo de 25 kilómetros de calles y avenidas, y sólo en los pasillos que dan acceso a las atracciones habrá 122 cámaras; mientras que en el barrio de Pelourinho, en el casco histórico, se instalaron 40 cámaras.

También habrá 20 cámaras en “puertas de acceso”, donde detectores de metales prevendrán el ingreso de armas de fuego y drogas en el circuito de carnaval.

Las cámaras son parte de un proyecto más amplio que involucra otras ciudades de Bahía. En total, más de 800 cámaras de Axis están siendo utilizados por la policía de Bahía para apoyar el turismo, colaborar en eventos como la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos, y proteger a la población.

Optimización de fuerzas

El proyecto inicia en 2013, cuando la Secretaría de Seguridad Pública de Bahía empieza a modernizar y ampliar su sistema de videovigilancia con cámaras Axis Communications. El sistema, que era analógico, recibió inicialmente cámaras AXIS Q6032-E.

Salvador fue la primera ciudad en recibir las cámaras Axis. Los carnavales pasaron a contar con cámaras en 16 estaciones de policía, cada una con un promedio de 8 a 10 equipos. Con ello, la policía militar comenzó a actuar con más agilidad, bajo la aprobación de la comunidad.

Frente a los resultados, se adquirieron el año siguiente otras 400 cámaras idénticas, y luego otras 165, éstas modelo AXIS Q6044-E. En 2015, se añadieron 35 y ahora nuevas cámaras se incorporan en el sistema.

Con varios casos resueltos con la ayuda de las imágenes, Bahía registró una reducción en el número de crímenes violentos intencionales letales. Actualmente, los operadores pueden identificar la placa del vehículo de hasta 300 metros de distancia, lo que les permite generar multas contra los infractores. Las cámaras han sido estratégicas para el trabajo policial también durante manifestaciones públicas.

Durante el Carnaval, la policía ha logrado capturar varias conductas criminales y anticiparse a los problemas mediante el uso de las cámaras. “Estas cámaras permiten la adopción de un plan para optimizar el uso de la fuerza policial en las zonas más violentas y el uso de las imágenes, tanto de forma preventiva, como prueba en el esclarecimiento de un crimen”, dijo el teniente coronel Marcos Oliveira, de la Secretaría de Seguridad  Pública de Bahía.

Según el gobierno, las cámaras contribuyen indirectamente a la seguridad de la población, pues  el número de policías que se desplaza a zonas de delitos menores, donde las consecuencias son menos graves y que son predominantemente videomonitoradas, es optimizado. Por otra parte, esto permite que la policía haga una gestión estratégica para fortalecer las zonas de mayor riesgo, en combinación con las cámaras. Ello permite una mayor presencia de la policía en los sectores más violentos, aumentando la sensación de seguridad de la población.