Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Alcalde descarta posible proyecto inmobiliario en playa El Silencio

Publicado el 23/02/16

El alcalde de Punta Hermosa, Carlos Fernández, desmintió la existencia de un proyecto urbanizador en la playa El Silencio, donde hoy se desalojó a los comerciantes de comida, y dijo que esta acción busca más bien reservar esos espacios para el uso público y libre de los veraneantes.

Puedo desmentir tajantemente y doy mi palabra de que no hay ningún proyecto urbanizador“, aseguró Fernández al rechazar los comentarios de que el desalojo responde al interés del municipio de favorecer a inmobiliarias.
Fernández refirió que ha realizado coordinaciones con la Superintendencia de Bienes Nacionales y con la Marina de Guerra del Perú para que se cumpla con la disposición de mantener a esta playa como un espacio público.
Dijo que más bien los propios comerciantes desalojados pretendieron conseguir que se les adjudique esa playa para hacer una especie de centro comercial o boulevard, algo que se les negó.
Informó además que la parte de la falda del cerro de la playa El Silencio ya ha sido declarada por la municipalidad como zona verde para ser arborizada. “La idea es que toda la arena de la playa esté a disposición de la población”, recalcó en RPP.
Dijo además que su administración está poniendo todos los sellos legales para que ningún alcalde de Punta Hermosa en el futuro ni alguna autoridad del gobierno central o del municipio de Lima tenga la posibilidad de privatizar esta playa.
En otro momento, Fernández manifestó que el desalojo de esta mañana no ha sido sorpresivo porque responde a un proceso de varios años para tratar de recuperar esta playa y que los comerciantes ya habían sido notificados.
“Esta playa fue tomada por estos 50 comerciantes, quienes la privatizaron y han venido ejerciendo el comercio sin ninguna autorización, sin medidas sanitarias, sin certificado de defensa civil”, argumentó.
Agregó que, tras el desalojo, la municipalidad de Punta Hermosa brindará a los veraneantes todos los servicios que sean necesarios, como baños públicos, sombrillas y comerciantes autorizados para ofrecer que vendan gaseosas y helados.