Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Washington sigue semiparalizada por Montañas de Nieve

Publicado el 26/01/16

Mientras que Nueva York registró la segunda mayor nevada de su historia

La capital estadounidense continuaba semiparalizada este martes, mientras los residentes limpiaban montañas de Nieve después de la tormenta excepcional que asoló la costa atlántica del país el fin de semana, dejando 33 muertos.

El gobierno federal y las escuelas del centro de Washington continuaban cerradas el martes por segundo día consecutivo, mientras convoyes de camiones barrenieve recorrían la ciudad para despejar sus avenidas.

La tormenta, que asoló la costa atlántica de Estados Unidos entre del viernes al domingo, afectando a 85 millones de personas, un cuarto de la población del país, dejó al menos 33 muertos.

La mayoría fueron víctimas de accidentes de tránsito o de ataques cardiacos mientras limpiaban la nieve con palas. Otros fallecieron intoxicados con monóxido de carbono, como en Nueva Jersey donde una madre y su bebé, que se mantenían calefaccionados dentro de su vehículo, murieron asfixiados debido a que el tubo de escape quedó obstruido por la nieve.

Los servicios de autobuses y trenes urbanos, suspendidos desde el viernes en la capital deberían quedar restablecidos paulatinamente este martes.

Después de un fin de semana dedicado a jugar con la nieve o ver la televisión en casa, los niños de la zona metropolitana Washington debían volver a la escuela este martes.

Sin embargo, muchos estadounidenses debían permanecer en casa, en particular los residentes de los suburbios, donde numerosas calles no han sido despejadas todavía. La tormenta también afectó la recolección de basura y la entrega del correo.

En Washington, menos habituada que Nueva York (situada más al norte) a las condiciones invernales, las operaciones de limpieza de las calles tomarán varios días.

“Nunca pensé que caería tanta nieve sobre Washington”, dijo la alcaldesa Muriel Bowser a la cadena CNN. “Trabajamos para despejar todas las calles residenciales”, agregó.

En los tres días de la tormenta fueron cancelados más de 11,000 vuelos. Algunos aviones pudieron aterrizar el lunes en los dos aeropuertos de Washington (Nacional y Dulles), pero el tráfico aéreo se mantenía limitado.

Temas: ,