Domingo, 11 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Piden reabrir juicio por fortuna de Pinochet para indagar actos de su viuda

Publicado el 20/01/16

Santiago de Chile, ene. 20. El Consejo de Defensa del Estado (CDE) de Chile pidió a la Corte de Apelaciones de Santiago la reapertura del juicio relativo al origen de la fortuna de Augusto Pinochet con el objeto de indagar actos de Lucía Hiriart, la viuda del dictador, como presidenta perpetua de una institución social.

Así lo reveló hoy en su edición electrónica la revista satírica The Clinic, que precisa que se trata de investigar el origen y destino de las propiedades de CEMA Chile, una fundación de la que Hiriart fue designada presidenta a perpetuidad por su marido.
El CDE recurrió a la Corte luego que el 34 Juzgado del Crimen de Santiago rechazó en primera instancia reabrir el caso. El llamado “caso Riggs”, abierto tras descubrirse que Pinochet mantenía cuentas secretas en el banco estadounidense de ese nombre, permitió establecer que más de 21 millones de dólares, de un total superior a 26 millones que el dictador acumuló desde que asaltó el poder en 1973, no tenían justificación legal.
Al morir, en diciembre de 2006, Pinochet estaba en este caso procesado por fraude tributario y por uso de pasaportes falsos y desaforado (paso previo al procesamiento) por malversación de fondos públicos. Sin embargo, la arista que investigó la implicación de familiares de Pinochet fue cerrada en 2013 por el juez especial Manuel Valderrama sin imputados.
La petición del CDE de reabrir el caso se presentó tras la venta de un terreno de CEMA Chile en la sureña ciudad de Chillán en 760 millones de pesos (unos 1,07 millones de dólares) en diciembre de 2014 y tras difundirse que Lucía Hiriart tiene un patrimonio de 6,300 millones de pesos (unos 8,8 millones de dólares) relacionado con inmuebles que fueron donados a CEMA Chile.
Las cifras fueron desveladas por Ciper (Centro de Investigación Periodística), que también constató que los activos de CEMA superaban las 113 propiedades registradas en el año 2005. En su presentación a la Corte de Apelaciones, el CDE señala que en los flujos originados en la venta de propiedades “se detectan diferentes entregas de dinero a familiares directos de Lucía Hiriart, situación que evidentemente escapa a los objetivos de la entidad”.
Agrega que “puede colegirse que dichas entregas pudieron ser incluso por montos mayores en aquella época en que no se tienen los registros contables, quedando claro que la señora Hiriart utilizaba la fundación para sus propios intereses”. También señala que ha podido reconstruir “un listado de 138 inmuebles de propiedad de CEMA Chile a lo largo del país, que fueron transferidos a título gratuito, todo ello a partir de una nómina que entregó en su momento el Ministerio de Bienes Nacionales”.
Asimismo, consigna que “hemos descubierto bienes inmuebles que no aparecen en dicho listado y cuya situación actual no ha sido materia de la investigación, careciéndose de todo antecedente acerca de su venta a terceros y del destino de los fondos adquiridos con ella”. La solicitud del CDE debería ser analizada y resuelta próximamente por la Corte de Apelaciones, según fuentes del tribunal.
Agencia Efe: todos los derechos son reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin la autorización previa y por escrito de la Agencia Efe.