Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Más de 20.000 niños en riesgo de morir de hambre en ciudad de Siria

Publicado el 08/01/16

La mitad de las 42.000 personas que sobreviven bajo sitio desde hace 181 días en la ciudad siria de Madaya y que corren el riesgo de morir de hambre son menores de edad, según informó hoy Unicef.

El portavoz de esta entidad, Christoph Boulierac, señaló que su organización es consciente de los niveles de extrema malnutrición, especialmente entre los niños, pero no pudo dar más detalles al respecto.

De hecho, Boulierac fue incapaz de confirmar la información revelada por la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) de que al menos23 personas habrían muerto de hambre y que de estas 6 eran niños. “En este momento no puedo confirmar ni desmentir nada”, subrayó en repetidas ocasiones Boulierac.

La población de Madaya está sitiada desde hace seis meses por las fuerzas del régimen de Bachar al Asad y del grupo chií libanés Hizbulá, y el Gobierno no ha permitido a las agencias humanitarias de la ONU entrar en la ciudad para distribuir productos de primera necesidad para sus habitantes.

Tras la presión internacional ejercida, el Gobierno sirio aprobó el jueves la entrada de ayuda humanitaria en los próximos días. Consultados los portavoces de Unicef, de la ONU en Ginebra y de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) sobre cuándo los convoyes con ayuda podrán entrar específicamente, todos manifestaron desconocerlo.

“No sé si es por razones de seguridad o de coordinación, pero la fecha exacta no se ha divulgado”, indicó Adrian Edwards, portavoz del Acnur. Edwards reveló que, según sus registros, de las 42.000 personas que sobreviven en
Madaya, 17.000 son desplazados internos originarios de otras zonas del país.

A su vez, el portavoz del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, señaló que el uso de la hambruna como arma de guerra está prohibido por la ley humanitaria internacional y que, de probarse intencionado, podría ser un crimen contra la humanidad.