Lunes, 5 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

FUNDACION DE LIMA

Publicado el 16/01/16

Contrariamente a los que muchos puedan creer o suponer, Lima no fue la primera capital del Perú (del Virreynato del Perú ). Al principio, los españoles eligieron Jauja, dado que la etnia del lugar, los huancas, se habían plegado a ellos. Sin embargo, pronto advirtieron los inconvenientes: la lejanía del mar, el hecho de estar rodeado por nieve y malos pasos, y que tanto los caballos como las aves de corral no se podían reproducir. Por otro lado, no tenían acceso a un puerto para casos de emergencia.

Así las cosas, los españoles se trasladaron hacia la costa sur y se establecieron en Sangallán, en el actual valle de Pisco, muy cerca de un lugar conocido como media Luna, y allí fundaron la capital. Pero la costa de Sangallán tampoco ofrecía un buen puerto, entonces dirigieron su objetivo hacia el norte y se encontraron con el señorío del cacique Taulichusco y les pareció el lugar adecuado, puesto que contaba con un buen clima, un excelente puerto (Callao), un río apropiado (Rímac) y extensas áreas de cultivo.

Francisco Pizarro decide, por tanto, fundar la ciudad de Lima el 18 de enero de 1535, en nombre de los reyes de Castilla: el emperador Carlos V y de su madre la reina Juana; y la denominó oficialmente “Ciudad de los Reyes”, en homenaje a los Reyes Magos, por la cercanía de su fiesta. El trazo de la ciudad se hizo bajo el estilo renacentista, siendo Diego de agüero el encargado del diseño.

Por orden del conquistador, se construyeron 117 manzanas, divididas en cuatro grandes solares, sobre una superficie de 214 hectáreas. En un principio la ciudad albergaba solamente a 70 españoles. Años más tarde, en 1599, se registraba una población de 14,262 habitantes. Y en 1614, llegaba hasta 26,441, de las cuales 40% eran españoles, 39% negros, 10% clérigos, 8% indios y 3% mulatos o mestizos.