Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Al menos 21 muertos en ataque talibán contra universidad en Pakistán

Publicado el 20/01/16

Charsadda, Pakistan, ene. 20. Al menos 21 personas murieron el miércoles en un ataque contra una universidad del noroeste de Pakistán reivindicado por los talibanes, trece meses después de la masacre perpetrada por los insurgentes en una escuela de la misma región.

“El balance de muertos en el ataque terrorista se elevó a 21”, dijo a la AFP el jefe de la policía regional Saeed Wazir, que informó que el ataque había terminado.
Wazir no precisó si entre los fallecidos se incluyen los cuatro atacantes que el ejército dijo haber abatido y mencionados en la reivindicación de los talibanes.
Hay “más de 30 heridos, entre ellos estudiantes, miembros del personal y guardias de seguridad”, añadió Wazir.
El movimiento de los talibanes paquistaníes (TTP) reivindicó el ataque llevado a cabo en represalia a una ofensiva del ejército en las zonas tribales fronterizas con Afganistán.
“Nuestros cuatro suicidas llevaron a cabo hoy el ataque a la universidad de Bacha Khan”, declaró por teléfono a la AFP un comandante de los insurgentes, Umar Mansoor, desde un lugar desconocido.
La mayoría de estudiantes muertos se hallaban en una residencia en el campus de la universidad de Bacha Khan, en Charsadda, una ciudad situada a unos 50 km de Peshawar, una zona donde están implantados grupos extremistas armados.
El ataque fue llevado a cabo por un comando de 10 personas, había afirmado por su lado el ministro de Información de la provincia de Jíber Pajtunkhwa.
“El ejército cercó la zona”, anunció tras el comienzo del ataque el portavoz del ejército paquistaní Asim Bajwa, dando cuenta de la muerte de “cuatro terroristas”.
“Los francotiradores mataron a dos terroristas más en la parte superior del tejado. Total de terroristas muertos hasta ahora 4”, dijo el portavoz en un tuit.
“Los terroristas están cercados en dos edificios de la universidad”, dijo, agregando que los militares habían tomado el control de los edificios y las azoteas.
“Una docena de personas fueron trasladadas al hospital principal del distrito y los heridos más graves están siendo trasladados a Peshawar”, informó el ministro de Información.
Testimonios
Un estudiante de geología, Zahoor Ahmed, dijo a la AFP que se encontraba en una residencia estudiantil cuando escuchó los primeros disparos.
“Salimos pero nuestro profesor de química nos aconsejó que nos quedáramos en el interior”, contó Ahmed.
“Tenía una pistola en la mano y vi como lo alcanzó una bala. Dos atacantes disparaban a mansalva”, agregó.
“Me precipité al interior y logré escaparme saltando el muro por la parte trasera del edificio”, relató Ahmed.
Las fuerzas de seguridad llegaron a la universidad en blindados y helicópteros, constató un periodista de la AFP en el lugar.
Las televisiones difundían imágenes que mostraban a estudiantes que huían del recinto, y las carreteras de Charsadda permanecían bloqueadas por las fuerzas de seguridad que llegaban al lugar.
“Miembros del personal, mujeres y hombres, y estudiantes se encontraban en el campus” en el momento del ataque, dijo a la AFP Fazal Raheem Marwat, vicepresidente de la universidad.
El establecimiento no había recibido ninguna amenaza específica “pero habíamos reforzado la seguridad en la universidad”, agregó.
El peor atentado del país fue cometido hace más de un año en una escuela de Peshawar, asaltada por talibanes que masacraron a sangre fría a más de 150 personas, en su mayoría escolares, en una ofensiva de varias horas.
El 16 de diciembre de 2014, un comando de nueve personas entró en la escuela pública del ejército (APS), sembrando la muerte clase por clase durante horas, en represalia a una ofensiva militar contra los grupos talibanes.
El ataque, que traumatizó a un país sacudido por una década de violencia, desencadenó una campaña contra el extremismo en Pakistán, donde el ejército intensificó su ofensiva contra los grupos armados en las zonas tribales donde operaban antes con total impunidad.
El número de atentados disminuyó con claridad en 2015. No obstante, un atentado suicida dejó diez muertos el martes en la periferia de Peshawar.