Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Star Wars, el despertar de la fuerza

Publicado el 15/12/15

El inminente estreno de El despertar de la fuerza, cuya filmación se mantuvo en el más riguroso secreto, disparó una enorme cantidad de rumores inquietantes entre los fans (¿Luke Skywalker pasa al lado oscuro? ¿Darth Vader resucita? ¿Jar Jar Binks regresa como un caballero jedi?). Esto es todo lo que fue dado por cierto hasta ahora.

Episodio VII da inicio a una nueva trilogía y habrá, al menos, dos films más derivados de ella

Esta nueva trilogía, dirigida por J.J. Abrams -quien también estuvo a cargo de lavarle la cara a la franquicia de Star Trek- quiere cerrar la grieta entre los fans de la primera hora que no toleran lo que vino con el Episodio I y los más jóvenes, que sí lo hacen. EsteEpisodio VII pretende volver a las fuentes, es decir, al universo creado por el joven Lucas con la ayuda de la escritora Leigh Brackett y el guionista Lawrence Kasdan (quien también escribió El despertar de la fuerza) en los 70. El Episodio VIII (escrito y dirigido por Rian Johnson, autor de Looper) y el Episodio IX, dirigido por Colin Trevorrow (Jurassic World), que completarán la trilogía que se iniciará mañana, llegarán en marzo de 2017 y 2019, respectivamente. Los dos derivados o spin offs son precuelas: el primero a estrenarse (está anunciado aquí para el 5 de enero de 2017) lleva por títuloRogue One: a Star Wars Story, está dirigido por Gareth Edwards (el realizador de la última Godzilla), protagonizado por Mads Mikkelsen, Felicity Jones, Forest Whitaker y Diego Luna y es la historia de los rebeldes que roban los planos de la Estrella de Muerte (hazaña que da lugar a la ofensiva narrada en Una nueva esperanza). El segundo, dirigido por Phil Lord y Chris Miller (La película Lego) es una suerte de historia de origen, centrada en la juventud de Han Solo (para el que ya han audicionado cerca de 2500 actores, entre famosos como Aaron Taylor-Johnson y Miles Teller, pero también desconocidos). Disney, que ahora es dueña de la franquicia, anunció un tercer spin off (que sería parte de una antología de historias que intentará convertir la creación de Lucas en un equivalente del Marvel Cinematic Universe) para acompañar el estreno del último episodio, pero esto aún no fue confirmado.

Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill vuelven a interpretar a Han Solo, Leia Organa y Luke Skywalker, respectivamente

No está claro cuán protagónico será el rol de los personajes de las películas originales, pero sí se sabe que buena parte del argumento tiene que ver con la búsqueda de Luke, de modo que Hamill seguramente no tendrá un rol central. La intención de Lucas y su coguionista Kasdan es reinsertanos en el universo original, sólo que tres décadas más tarde, las mismas que pasaron desde el estreno de la primera tanda de films: “Transcurrieron 30 años, con lo que sea que eso significa para Han, Leia, Chewie y C-3PO. Éste es un elemento de gran nostalgia y resonancia para la gente. A la vez, tenemos un nuevo elenco de personajes que se incorporan a este mundo. Nunca hubo alguien como Adam Driver (quien interpreta al villano Kylo Ren) en La guerra de las galaxias“, declaró Kasdan a LA Weekly. Entre las incorporaciones están Oscar Isaac, que encarna a un piloto llamado Poe Dameron; el legendario Max Von Sydow, cuyo personaje es un habitante del planeta desierto Jakku llamado Lor San Tekka, acaso con alguna reminiscencia de Obi Wan Kenobi; la desconocida Daisy Ridley como Rey, quien podría ser la hija de uno de los personajes centrales de la historia y John Boyega, que interpreta a un stormtrooper llamado Finn. Este personaje llegó prematuramente a los titulares porque generó un boicot disparatado por parte de un grupo de fans que se oponía a que uno de los protagonistas de Star Wars fuera negro.

La nueva trilogía no reconoce al “universo expandido” como parte de su canon

Kasdan declaró que no está al tanto de las modificaciones que cómics, novelas, series animadas y videojuegos periféricos, es decir, la serie de relatos conocida como “Universo Expandido”, introdujeron al canon oficial de La guerra de las galaxias. El universo en el que transcurrirá este film es el de la primera trilogía y, al menos según su guionista, desconoce cualquier personaje o evento que no provenga de ella.

Kylo Ren, el nuevo antagonista, obsesionado con Darth Vader
Kylo Ren, el nuevo antagonista, obsesionado con Darth Vader.

El Imperio Galáctico ya no existe y fue reemplazado por otra fuerza maligna llamada Primera Orden

Es muy poco lo que se sabe de la trama de El despertar de la fuerza. Más allá de los rumores (el más difundido es que ¿spoiler?, Han Solo muere en la película, quizás causado por la conocida anécdota en la que Ford reclamó a Lucas que su personaje muriera en El imperio contraataca), el argumento continua siendo un misterio, incluso tras su premiere de ayer. Sabemos que en el presente del relato el Imperio Galáctico ya no existe y fue reemplazado por la Primera Orden, una junta militar cuyo líder es Snoke (Andy Serkis), una figura maquiavélica y gigantesca (aunque su aspecto no se reveló, se dijo que mide 7 metros de alto), perteneciente al lado oscuro de la Fuerza. Snoke es el mentor de Kylo Ren (Adam Driver), el principal antagonista del film. Ren esta obsesionado con la figura de Darth Vader y moldeó su aspecto inspirándose en la icónica armadura del padre de Luke. “Terminaré lo que empezaste” se le escucha decir en uno de los trailers de la película. La base de operaciones de la Primera Orden es un planeta helado bajo el control del general Hux (Domhall Gleeson) y otros pintorescos antagonistas como la Capitana Phasma (Gwendoline Christie), que luce una armadura plateada, aparentemente inspirada en la esfera voladora y asesina de la películaPhantasm (1979), de Don Coscarelli. Esa base, llamada Starkiller, tiene armas de destrucción masiva suficientes para acabar con varios sistemas estelares. Un claro avance sobre la Estrella de la Muerte, a la que su poder de fuego sólo le alcanzaba para hacer explotar un planeta.

La Alianza Rebelde es ahora la Resistencia

Ésta es la fuerza de oposición a la Primera Orden. Está liderada por la generala (ex princesa) Leia e integrada por pilotos como Jessika Pava (Jessica Henwick), admiradora del legendario y ausente Luke Skywalker, y Poe Dameron, el personaje de Oscar Isaac, que, se sabe, fue capturado y torturado por Kylo Ren. A ellos se suma Finn, elstormtrooper rebelde quien, aparentemente, tiene en su poder el sable láser que perteneció a Skywalker y Rey, una recolectora de despojos tecnológicos que vive en el planeta Jakku, acompañada por el robot rodante BB-8. Dado que Rey es huérfana y que no se conoce su apellido, la trama de revelaciones familiares de tragedia clásica a la que nos acostumbró la serie llevó a especular que uno de los personajes más prominentes podría ser su padre. Los héroes de la saga original también son parte de esta resistencia. Han Solo (Harrison Ford) es quien encuentra a Rey y Finn y los incorpora a la lucha. Así como la Alianza Rebelde no logró mantener su posición triunfante obtenida en la batalla de Endor al final de El regreso del Jedi, treinta años más tarde, los caballeros jedi, en lugar de prosperar, han caído en el olvido. En el comienzo de Una nueva esperanza (el episodio IV) eran considerados resabios de una vieja religión, y aquí ya entraron en el terreno del mito. Es probable que los próximos films relaten el regreso de esta orden a un lugar central del universo. Pero el camino es largo y mientras más largo mejor, porque con cinco films por venir, Star Wars va en dirección a convertirse en la saga más exitosa de la historia.