Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Serenos de Lima vigilan orden en Mesa Redonda desde azoteas

Publicado el 19/12/15

Con Serenos distribuidos estratégicamente en las azoteas de cuatro galerías comerciales, la Gerencia de Seguridad Ciudadana del Municipio de Lima reforzó las medidas de vigilancia y seguridad en las calles y comercios del perímetro de Mesa Redonda y el Mercado Central.

Así lo informó el Gerente de Seguridad Ciudadana de dicha comuna, Abdul Miranda, quien dijo que se ha designado a ocho agentes del Serenazgo para realizar esta labor en dos turnos durante las fechas de mayor afluencia de personas en el Centro de Lima.

“Hemos coordinado con los administradores de las galerías ubicadas en los cruces más concurridos de Mesa Redonda para colocar un puesto del Serenazgo en sus azoteas, desde donde serenos vigilan e informan al personal que está en la parte baja acerca de cualquier anomalía o alteración del orden público”, expresó.

Refirió que con este personal -sumado a la vigilancia aérea que realizan drones monitoreados por su gerencia y la de Fiscalización y Control- se intensifica el control de la zona para evitar robos además de dispersar el comercio ambulatorio y el ingreso de mercadería prohibida a través de estibadores y otras modalidades.

Por su parte, el vocero de Fiscalización y Control de la comuna limeña, Martí Reyes, informó que brigadas de su despacho y de Defensa Civil también están redoblando sus visitas en los sótanos y pisos de las galerías a fin de garantizar que los comerciantes no amontonen sus productos en pasillos y áreas públicas.

Recordó que por obstaculizar el libre tránsito en las áreas comunes y salidas de evacuación en caso de emergencias, los comerciantes podrían ser multados hasta con dos Unidades Impositivas Tributaras (UIT), equivalentes a 7,700 Nuevos Soles.

Asimismo, refirió que personal de Defensa Civil recorre las galerías más visitadas del popular conglomerado comercial a fin de verificar que no superen su aforo además de aconsejar al público a través de megáfonos y volantes acerca de cómo conducirse para evitar la aglomeración y el desorden.