Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Policía halla bajo tierra cadáver de escolar que habría sido asesinada por enamorado

Publicado el 17/12/15

Lima, dic. 17. En medio de matorrales y a varios metros bajo tierra, personal de la Policía Nacional halló hoy en Chosica el cadáver de la joven de 17 años Nathali Romero Asto, desaparecida hace quince días, y quien habría sido asesinada por su enamorado tras enterarse que estaba embarazada.

El asesino identificado como Luis Vidal F.H (16) fue intervenido por la Policía cuando se trasladaba junto a su padre y su abogado en un auto, y fue llevado de inmediato a la escena del crimen para que precise dónde escondió el cadáver de quien fuera su enamorada.
Voceros de la Policía informaron que el joven fue delatado por su primo, a quien le confesó que había asesinado a la escolar,aunque no precisaron cómo el joven logró trasladar el cuerpo y enterrarlo, ni quienes lo ayudaron.
Se manejan dos versiones del crimen, una de ellas es que la joven habría sido apuñalada en el estómago luego de una discusión, mientras que la otra hipótesis es que la menor habría sido envenenada.
Hasta el lugar -la zona de California- llegaron los familiares de la víctima, quienes exigieron justicia y que se condene no solo al enamorado sino a quienes habrían ayudado en este nuevo caso de feminicidio.
“Queremos que el caso se investigue a fondo, cómo es posible que un joven de 16 años pueda cargar un cuerpo y enterrarlo, hay más implicados”, refirió la hermana de la víctima a ATV. También solicitaron apoyo al Ministerio de la Mujer para enfrentar el proceso judicial.
El comisario del distrito de Ate, al este de Lima, señaló que el cuerpo fue sepultado sobre una base de tierra, por lo que retirarlo será difícil y tardará unas horas.
Hace una semana, tras la denuncia presentada por la familia, efectivos de la División de Investigación Criminal de la PNP de Santa Anita acudieron hasta Chosica para realizar investigaciones, aunque sin éxito; sin embargo, el cadáver solo fue encontrado tras la confesión del asesino a la Policía.