Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Mauricio Macri es el nuevo presidente de Argentina que promete un giro liberal

Publicado el 10/12/15

Buenos Aires, dic. 10. Mauricio Macri, un empresario liberal de derecha, se convirtió este jueves en el nuevo presidente de Argentina prometiendo “un tiempo nuevo” tras finalizar el ciclo político más largo de la democracia argentina que lideró el matrimonio centro izquierdista de Néstor y Cristina Kirchner desde 2003.

 Ante un jefe de estado provisional, Macri juró en una ceremonia sin traspaso de mando con su antecesora Cristina Kirchner, ausente a raíz de un desacuerdo de protocolo que a último minuto zanjó la justicia.
“Juro por Dios nuestro señor y ante estos Santos Evangelios, desempeñar con lealtad y honestidad el cargo de presidente de la Nación”, dijo Macri ante Federico Pinedo, presidente provisional del Senado y a cargo del Poder Ejecutivo hasta este juramento.
En su primer discurso ante la Asamblea Legislativa prometió encaminar a Argentina hacia el desarollo, luchar contra la corrupción y enfatizó que buscará “la unión de todos los argentinos en este nuevo tiempo tras años de enfrentamientos”.
Hay que “reconocer los problemas para que juntos encontremos las soluciones”. La política “no es una competencia entre dirigentes para ver quién tiene el ego más grande”, agregó.
En su discurso, también se comprometió en dar “total apoyo a la justicia independiente que en estos años ha sido un baluarte de la democracia”.
“No habrá jueces macristas”, aseguró.
 
– Sin Cristina Kirchner –
Escoltado por una guardia de honor de 300 granaderos a caballo, Macri llegó a la sede del Congreso junto a su esposa Juliana Awada en un vehículo cerrado. En su recorrido, fue seguido por cientos de simpatizantes.
“Hemos esperado tanto tiempo. Desde el 83 vimos muchas cosas. Estoy esperanzada que las cosas se puedan hacer bien”, dijo Susana Antonietti, una mujer de 60 años que esperaba en las afueras del Congreso mientras hacia referencia al año que Argentina recuperó la democracia.
Kirchner, que la víspera fue despedida en un acto público por miles de emocionados partidarios, no asistió a la asunción ni tampoco el bloque de diputados de su partido por un desacuerdo sobre el traspaso de la banda y bastón presidencial, que entregará Pinedo más tarde en la sede de gobierno.
Un fallo judicial inédito por el desacuerdo sobre el traspaso de la banda y el bastón presidencial estableció que el mandato de Kirchner cesaba el miércoles a las 23:59 horas locales. Un minuto después explotó un carnaval de banderas, aplausos y bocinazos en los barrios residenciales de Palermo y Recoleta.
Este empresario millonario de 56 años, casado tres veces, padre de cuatro hijos y expresidente del club de fútbol Boca Juniors es recibido con los brazos abiertos por el sector financiero.  
Una decena de jefes de estado, entre ellos la brasileña Dilma Rousseff que aterrizó en Buenos Aires mientras Macri juraba, participan de una jornada protocolar junto a la chilena Michelle Bachelet, el ecuatoriano Rafael Correa, el rey emérito de España Juan Carlos, el peruano Ollanta Humala y el boliviano Evo Morales, con quien jugó un partido de fútbol el miércoles.
Macri encuentra un país polarizado tras haber ganado con una pequeña diferencia la segunda vuelta del 22 de noviembre(51.33 por ciento contra 48.66 por ciento) a Daniel Scioli, el candidato de la coalición de izquierda kirchnerista.