Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Francia declara la guerra a la delgadez extrema

Publicado el 19/12/15

París, dic. 19. ¿Las modelos esqueléticas desaparecerán pronto de las pasarelas y de las revistas francesas? Una ley adoptada esta semana en Francia busca luchar contra la delgadez extrema que impera en el mundo de la moda.

“Apenas se adopten los decretos de aplicación, no volveremos a ver en las revistas en Francia modelos o fotografías de modelos extremadamente delgadas”, asegura el exdiputado Olivier Véran.
Véran presentó hace unos meses una enmienda, que se enmarca en la ley de salud, con la que se prohibiría en territorio francés trabajar con modelos en estado de desnutrición.
Esta ley, que fue adoptada definitivamente el jueves en la Asamblea Nacional, prevé que para ejercer su profesión en Francia, las modelos deberán presentar un certificado médico que avale que “su estado de salud, tomando en cuenta sobre todo su índice de masa corporal (IMC), es compatible con el ejercicio de su profesión”.
El IMC se calcula con base en el peso y la estatura de la persona.
“Luchamos contra la desnutrición que se imponen, o a la que a veces son impuestas, algunas jóvenes para poder trabajar”, explica Véran.
Las revistas o agencias que no respeten la ley podrían ser sancionadas con hasta seis meses de cárcel y una multa de 75,000 euros (unos 80,000 dólares).
 
“Ahora (las modelos) tendrán que presentar certificados y los exigiremos”, aseguró a la AFP Ralph Toledano, presidente de la Federación francesa de costura.
En una versión previa, el texto proponía un IMC mínimo fijado para poder ejercer la profesión de modelo.
Pero esta propuesta no fue aceptada. La decisión final estará en manos de un médico laboral, tras un examen de varios parámetros (morfología, sexo, edad, historia alimenticia, ausencia de menstruación).
– A la Kate Moss –
“Que se imponga un IMC mínimo, por qué no, pero lo más importante de este texto es que ahora estas jóvenes tendrán un seguimiento médico”, explica a la AFP Nathalie Godart, psiquiatra para adolescentes en el Instituto Mutualista Montsouris en París.
“Pero, además de la salud de las modelos, debemos interesarnos en la imagen que difunden los medios de lo que debe ser la morfología normal de una joven. Cuando se toma como referencia a personas en estado de delgadez patológica creamos una situación perjudicial para las adolescentes”, agrega esta doctora.
Entre 30,000 a 40,000 personas, adolescentes en el 90 por ciento de los casos, sufren anorexia mental, una de las patologías psiquiátricas con mayor tasa de mortalidad.
Pero esta tema sigue siendo tabú en el mundo de la moda, en donde las modelos ultra delgadas a la Kate Moss siguen siendo la norma.
“Nadie tiene ganas de ver a mujeres gordas en las pasarelas”, declaraba en 2013 el diseñador Karl Lagerfeld, adepto a las declaraciones “shock” sobre este tema.
En el mundo de la moda se teme que esta ley desemboque un día en la instauración de un IMC mínimo para poder desfilar.
“Hubiese preferido que este índice no aparezca del todo en la ley, porque puede ser una trampa”, opina Isabelle Saint-Félix, secretaria general del sindicato nacional de las agencias de modelos (Synam) que reúne a unas cuarenta agencias.
“Imaginen que un día se decida que por debajo de cierto IMC las modelos no pueden trabajar. Sería catastrófico para las agencias francesas y además puede ser considerado como discriminatorio”, estima.
Este paso ya fue dado por Israel, uno de los primeros países en haber adoptado una ley que prohíbe las modelos demasiado delgadas.
Esta ley, que entró en vigor en 2013, fija un IMC mínimo de 18.5 para las modelos en revistas y desfiles.
España, Chile, Italia y Bélgica han tomado también medidas legales o reglamentarias para luchar contra la flacura extrema.
“Me enoja tanto cuando alguien me dice: ‘debes perder peso'”, se indignaba hace poco la super modelo Cara Delevingne. “Si no me quieren como modelo, ¡Me da igual!”.