Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

FIFA rechaza que Platini acceda directamente al TAS, un “sabotaje” para sus Abogados

Publicado el 22/12/15

La justicia interna de la FIFA rechazó este martes otorgar a Michel Platini el derecho de acudir directamente al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) para presentar un recurso contra su sanción de 8 años de suspensión, una actuación calificada como “Sabotaje” por los abogados del Presidente de la UEFA.

“Impedido por la FIFA de acudir directamente al TAS, impedido de recurrir su sanción (inmediatamente, en el seno de la FIFA) por la falta de motivos (la sentencia escrita se prevé para la primera quincena de enero), Michel Platini y sus consejeros denuncian un sabotaje procesal con el fin de confiscar las elecciones presidenciales de la FIFA”, aseguraron los abogados en un comunicado.

Platini, una vez reciba el escrito con las motivaciones de su sanción, deberá presentar un recurso ante el Comité de Apelación de la FIFA, esperar la decisión de esta cámara y en caso de desestimarse el recurso, acudir al TAS.

Para haber podido recurrir directamente al TAS, Platini necesitaba el acuerdo de la FIFA.

Pero el tiempo apremia a Platini, que pretende presentarse a las elecciones a la presidencia de la FIFA, previstas para el 26 de febrero en Zúrich.

Justo un mes antes, el 26 de enero, será la fecha para la validación definitiva de las candidaturas.

En una entrevista exclusiva a la AFP este martes, Platini se mostró inquieto sobre su futuro: “Lo que es molesto, es que no haya ninguna certeza sobre el calendario a venir. La pregunta es: ‘¿Cuál es el calendario para tratar de salir de esta trampa?'”.

Platini fue sancionado el lunes por la justicia interna de la FIFA con 8 años alejado de cualquier actividad relacionada con el fútbol por un pago sospechoso de 1,8 millones de euros realizado en 2011 por Joseph Blatter, presidente de la FIFA también sancionado con 8 años, por unos trabajos de asesoría realizados entre 1999 y 2002.

El Comité de Ética de la FIFA no consideró los cargos por corrupción contra ambos dirigentes, pero les consideró culpables de “abuso de autoridad”, “conflicto de intereses” y “gestión desleal”.