Lunes, 5 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Descubre cómo llevar una adecuada rehabilitación física en casa

Publicado el 03/12/15
  • Según la última encuesta realizada a nivel nacional por el INEI, existen en el país cerca de 1 millón 600 mil peruanos que sufren algún tipo de discapacidad.

Lima, 02 de Noviembre. El Coordinador de Medicina Física y Rehabilitación de Clínica Delgado, Dr. Carlos Pazzaglia, explica cuando llevar una rehabilitación física en casa y los pasos a tener en cuenta para realizarlo correctamente:

“La rehabilitación domiciliaria es un complemento de la terapia física que se lleva en la clínica u hospital, ya que brinda resultados óptimos en la evolución de los pacientes con déficit de movilidad”, afirma Pazzaglia. No obstante, recalca que es importante que la terapia sea elaborada por un especialista, por lo que primero siempre se debe asistir a un centro de salud.

“La rehabilitación domiciliaria es muy bien conocida por sus resultados en la evolución de los pacientes con déficit de movilidad pero con posibilidades de mejoría, desde el punto de vista evolutivo de la enfermedad, pero también en los pacientes con enfermedad crónica, ya que eleva notablemente los estándares de calidad de vida”.

Beneficios. Llevar una rehabilitación en casa, no solo brinda mejorías físicas al paciente, sino también involucra a los integrantes de la familia en el proceso curativo, permite mayor intimidad y comodidad y promueve las actividades de educación sanitaria.

Ejercicios. Para que el paciente pueda desarrollar una serie de ejercicios, se tiene que contar con una persona de apoyo o familiar. Es ideal empezar realizando ejercicios cardio- respiratorios básicos, algunos estiramientos y ejercicios de fortalecimiento.

Implementos. Si bien los implementos van a variar dependiendo del grado de discapacidad, siempre es necesario contar con una colchoneta, un juego de mangueras o un juego de bandas elásticas.

Alimentación. Este punto es muy importante, ya que no solo el paciente debe tener una dieta saludable, sino toda la familia. Esta debe contener aportes vitamínicos, a fin de ayudar a la terapia física.