Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Cierre de un buen año para los pastores ovejeros en Utah

Publicado el 29/12/15

Sus derechos laborales como trabajadores huéspedes con visa H2A serán reconocidos después de largos años de vida en condiciones muy deplorables

Tal vez no es una noticia que a todos les pueda agradar pero podemos decir por fin que se está haciendo justicia en Utah.

Después de casi 20 años de duro trabajo los pastores ovejeros que llegan a Utah y en su mayoría procedente de territorio peruano, han logrado por fin la esperada victoria de que sus derechos laborales y humanos sean considerados y valorados.

Los pastores ovejeros, han estado pasando maltrato por largos años y una vida precaria viviendo en condiciones deplorables aparte de haber soportado un salario miserable de $750 dólares mensuales. La mayor parte de los pastores de ovejas proceden de la región andina y soportan las más duras condiciones. Han sido interminables su reclamos de ayuda en cada visita que se hacia aquí en Utah, y en otros estados.

Un promedio de 1,600 personas ingresan a los Estados unidos como trabajadores huéspedes con la Visa H2A y se dedican al trabajo de pastores de ovejas una de las labores más duras y peor remuneradas que se ha mantenido por largos años. Estos pastores, casi todos indígenas provenientes de Perú, Bolivia y algunos de México y Nepal son repartidos en los diferentes estados que los requieren.

Si bien nuestro trabajo ha sido anónimo, cada mes hemos podido visitar a más de 600 pastores, aunque la cantidad real supera esta cifra de visitas. Ninguno de ellos nos podía mencionar algo favorable acerca la situación laboral y humana desde su llegada a este país como trabajadores huéspedes.

Desde su llegada, los patrones los recogen y los llevan directamente a sus lugares de trabajo y en muchos de los casos son los patrones los que mantienen sus documentos con ellos, y directamente los trasladan a las desoladas alturas donde cuidan a los rebaños deovejas, acompañados de un perro y tal vez un caballo. Algunos viven en un pequeño “tráiler” que se convierte en su lugar de descanso y protección, allí pernoctan y guardan sus víveres y agua, convirtiendo sus vidas en un total aislamiento de la sociedad. Los ranchos ovejeros que existen en diversos estados del oeste de Estados Unidos crían ovejas para producir carne y lana, productos que son valorados actualmente en cerca de 275 millones de dólares al año, según informes vinculados a los ranchos.

Aunque la victoria legal ha llegado para ellos, pensamos que a nivel federal, todavía hay mucho por hacer, la defensa de los derechos laborales y humanos es uno de los temas más importantes que no debemos dejar de lado.

De manera oficial esta nueva regulación permitirá que cientos de pastores de ovejas con la visa H2A, obtengan un incremento salarial a partir del 16 de noviembre de 2015, fecha de vigencia de la nueva regulación.

Después de nueve años de documentar en forma sistemática los abusos laborales en contra de los trabajadores que cuidan ovejas, el proyecto Asuntos Hispanos Hispanic Affairs Project (HAP), con el apoyo de Towards Justice, un grupo de abogados sin fines de lucro, enfocó su trabajo en los derechos laborales de estas personas y presentaron una demanda a nombre de los pastores ovejeros que participaban como miembros de la organización, y así poder ayudarles a incrementar sus salarios.

Con esta sólida documentación se pudo demostrar al Estado y al Departamento de trabajo, que había violado sus propios procedimientos dejando fuera las leyes federales que regulan a todos los trabajadores. Es así que el Departamento de Trabajo respondió con la publicación de la nueva regulación antes de lo anticipado. Durante 50 años, estos trabajadores habían recibido un aumento salarial de $100 dólares, de $650 a $750 en promedio.

Ricardo Pérez, director del proyecto de Asuntos Hispanos en Colorado, manifestó que a partir del 16 de noviembre, el salario mensual equivaldrá a $1,206.31, sin embargo, lamentamos que esta regulación todavía no cumple con los estándares laborales que aplican para toda otra industria con mano de obra extranjera, y no encontramos justificación para excluir a los pastores de ovejas de las actuales normas federales.

En medio de esta victoria salarial para los trabajadores, queremos recordar a aquellos trabajadores que en años anteriores no soportaron los abusos y escaparon de algunos ranchos y no sabemos nada de ellos, otros sí pudieron recibir protección migratoria, como las visas para víctimas de tráfico o violencia. Agradecemos a todos los miembros de proyecto de Asuntos Hispanos, ex y actuales pastores de ovejas. Todos ellos corrieron riesgos al visitar a los trabajadores en las noches, fines de semana y en la clandestinidad. Le damos las gracias a las organizaciones aliadas, iglesias y amigos que animaron nuestra misión, en especial al grupo de abogados de Toward Justice.

La Red de Peruanos en Utah-USA también se siente muy agradecida por el esfuerzo, dedicación y tiempo que han ofrecido a esta causa. Muchos de los pastores ovejeros en Utah se sienten complacidos con la noticia y nosotros seguiremos apoyando iniciativas como esta asegurándonos que se cumplan.

Temas: , ,