Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Siete detenidos y dos muertos en asalto policial al norte de París en busca de sospechosos

Publicado el 18/11/15

París, nov. 18. El asalto policial a un apartamento en el norte de París donde se habían atrincherado sospechosos de los atentados del viernes pasado, concluyó este miércoles con siete detenidos, tres de ellos dentro de la vivienda, anunció la policía.

 Dos personas murieron en el operativo, incluyendo una mujer kamikaze que hizo estallar su chaleco con explosivos, había indicado antes la policía.
De los detenidos, tres fueron capturados por la policía en el piso asediado, dos en apartamentos vecinos y otros dos en las inmediaciones, precisó la policía.
La operación antiterrorista se realizó en Saint-Denis, al norte de la capital francesa, donde se han desplegado militares, en busca al belga Abdelhamid Abaaoud, presunto cerebro de los atentados yihadistas del viernes.
El barrio fue acordonado y los vecinos escucharon tiroteos, mientras helicópteros sobrevolaron la ciudad.
Durante la operación, las autoridades pidieron a la población que evite salir de casa. Las escuelas permanecerán cerradas, al igual que los accesos al metro. Tampoco circulan autobuses ni tranvías.
Según una fuente policial, el blanco es Abdelhamid Abaaoud, un yihadista belga de 28 años miembro del Estado Islámico. Conocido también como Abu Omar Susi o Abu Omar alBaljiki, se le busca desde enero como sospechoso de haber proyectado también atentados en Bélgica.
“Parecía que estábamos en guerra”, contaron algunos testigos a la AFP, quienes además expresaron sus sorpresa de que “terroristas pudieran esconderse aquí”.
Un treintañero que pidió conservar el anonimato, dijo que el asalto policial había sido en su apartamento, en la calle de Corbillon número 8.
“Hice un favor”
“Un amigo me pidió que alojara a dos de sus colegas unos días”, contó a la AFP este hombre. “Le dije que no tenía colchón, me dijeron ‘no importa’, sólo querían agua y rezar”, explicó. Mi amigo “me dijo que venían de Bélgica”.
“Me pidieron un favor. Lo hice; no sabía que eran terroristas”, explicó el hombre, muy agitado, antes de que la policía lo esposara y se lo llevara.