Domingo, 4 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Identifican a autores de brutales atentados en París

Publicado el 16/11/15

París, nov. 16. Tres equipos coordinados -entre ellos siete kamikazes, cinco de ellos ya identificados- mataron el viernes en París a 129 personas e hirieron a 352 ¿Quiénes eran? 

BATACLAN
Por lo menos 89 personas fueron abatidas por tres atacantes con armas de guerra que irrumpieron en esta sala de conciertos donde actuaba el grupo de rock norteamericano Eagles of Death Metal. Los asesinos hicieron estallar su cinturón de explosivos al producirse el asalto de la policía.
– MOSTEFAI: Identificado por las huellas de un dedo de la mano seccionado, el francés Omar Ismaïl Mostefaï, de 29 años, pequeño delincuente nacido el 21 de noviembre de 1985 en Courcouronnes en el suburbio de París, condenado ocho veces entre 2004 y 2010, pero que nunca estuvo preso.
Fichado como radicalizado desde 2010, nunca había estado involucrado en un expediente judicial por terrorismo. Según un responsable turco, la policía turca había informado a la policía francesa dos veces, en diciembre de 2014 y junio de 2015, acerca de este individuo “sin jamás tener respuesta de Francia sobre el tema”.
Oriundo de una familia de seis hijos, el yihadista, padre de una pequeña, no tenía relaciones con sus familiares. Los investigadores intentan confirmar si estuvo en Siria en 2014.
– AMIMOUR : Samy Amimour, de 28 años, oriundo de Drancy en el suburbio norte de París. En los radares de los servicios de inteligencia franceses, había sido inculpado en octubre de 2012 por asociación para delinquir vinculada a una actividad terrorista “tras un proyecto abortado de viaje a Yemen”.
En el otoño (boreal) de 2014, tras constatarse la violación del régimen de control judicial al que se le había sometido, se emite una orden de detención internacional en su contra.
Fue en ese momento que Samy Amimour, descrito por su familia como un joven amable y tímido en su infancia, viajó a Siria, donde permaneció al menos hasta mediados de 2014. Sus familiares explicaron a la AFP que habían abandonado las esperanzas de verlo regresar al enterarse de que se había casado en Siria.
EN LAS CALLES DE PARÍS
Al menos 39 personas murieron víctimas de los disparos contra terrazas de bares y de un restaurante en un barrio animado del este de París.
– ABDESLAM: Brahim Abdeslam, de 31 años, francés residente en Bélgica, formaba parte del equipo de asesinos que atacó a la gente sentada en las mesas exteriores de los bares. Se hizo explotar solo frente a un bar del bulevar Voltaire, en el centro este de París, hiriendo gravemente a una persona.
Había alquilado un automóvil Seat negro, con matrícula en Bélgica, hallado en Montreuil cerca de París tras los ataques. Dentro del automóvil había tres fusiles de asalto kalashnikov, once cargadores vacíos y cinco llenos.
Brahim Abdeslam forma parte de un grupo de hermanos seguido de cerca por los investigadores: uno de ellos, Mohamed Abdeslam, detenido brevemente en Bélgica, fue liberado el lunes sin ser inculpado. Un tercer hermano, Salah Abdeslam, requerido por la policía francesa, sigue prófugo. Bruselas emitió una orden de captura internacional.
Salah Abdeslam había arrendado una VW Polo negra con matrícula belga que fue hallada estacionada frente al  Bataclan, lugar donde se produjo la peor matanza.
ESTADIO DE FRANCIA
Tres hombres se hicieron explotar en un lapso de  media hora en los alrededores del Estadio de Francia, en el suburbio norte de París. Un transeúnte resultó muerto.
– HADFI: Bilal Hadfi, francés de 20 años que residía en Bélgica. Según los investigadores habría estado en Siria.
– MOHAMMAD: Su pasaporte fue hallado junto a su cuerpo, en las inmediaciones del Estadio de Francia, donde se hizo estallar mientras se jugaba un partido amistoso entre Francia y Alemania ante 80.000 espectadores. El documento, cuya autenticidad está por confirmarse, está a nombre de Ahmad Al Mohammad, nacido en 1990 en la localidad siria de Idlib. Entró en la Unión Europea en octubre por Grecia, como miles de refugiados sirios que transitan por este país desde hace meses. Según la fiscalía de París, “existe una concordancia entre las huellas digitales del kamikaze y las registradas en Grecia”. Era desconocido de los servicios de inteligencia.