Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Europa refuerza la seguridad tras el 13-N y toma de rehenes masiva en hotel de Malí

Publicado el 20/11/15

París, nov. 20. La UE decidió este viernes reforzar “inmediatamente” los controles en sus fronteras exteriores en la estela de los atentados yihadistas de París del 13 de noviembre, mientras un hotel del centro de la capital de Malí sufría una toma de rehenes masiva.

A más de 6,000 kilómetros de Bruselas, donde estaban reunidos los ministros de Interior y Justica de la Unión Europea para blindar el territorio frente a la amenaza yihadista, unos hombres armados irrumpieron en el hotel Radisson de Bamako y abrieron fuego.
Eran “dos o tres”, según el gobierno malí, pero testigos hablan de “una decena de agresores”.
Los atacantes retuvieron a 170 personas, pero varias decenas fueron liberadas en un asalto de las fuerzas de seguridad. El grupo hotelero que gestiona el Radisson afirma que un total de “125 clientes y 13 empleados” permanecen en el interior.
El presidente francés, François Hollande, pidió a sus conciudadanos que se hallen en “países sensibles” que extremen las precauciones. Francia lidera la operación internacional lanzada en 2013 en el país africano para enfrentarse a los yihadistas que se habían apoderado de parte del territorio.
El ataque en Bamako llega una semana después de los atentados de París, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), con ramificaciones en África Occidental y del norte.
Los ministros europeos acordaron reforzar de manera “inmediata” los controles en las fronteras de la zona de libre circulación Schengen, incluso para los ciudadanos europeos.Francia quiere que sean permanentes y “sistemáticos”. La Comisión Europea propondrá una revisión del Código Schengen “antes de fin de año”, según el gobierno francés.
Además, Francia preconiza reforzar la lucha contra el tráfico de armas y acelerar la adopción de un fichero compartido de datos sobre los pasajeros aéreos conocido como PNR. Este mecanismo ya existe en Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia y está destinado a rastrear a los yihadistas que regresan a Europa desde Medio Oriente.
En París, la fiscalía anunció haber identificado el cuerpo de la francesa de origen marroquí Hasna Aitboulahcen, prima del presunto cerebro de los atentados, Abdelhamid Abaaoud, que también murió en el asalto policial del miércoles en Saint-Denis, al norte de la capital.
Los investigadores están tratando de identificar un tercer cuerpo hallado en el lugar de la operación y siguen buscando a Salah Abdeslam, uno de los presuntos autores de los atentados, que causaron 130 muertos.
     – Europa vulnerable –
La confirmación de la presencia en Saint-Denis de Abaaoud, al que todos creían en Siria, suscitó una polémica sobre la situación de Europa en materia de seguridad y de cooperación antiterrorista.
Según una fuente policial, Abaaoud fue filmado en una estación de metro de Montreuil (suburbio este de París) hacia las 16:00 hora peruana, la noche de los atentados, reforzando la hipótesis de su participación en los atentados.
¿Cómo ese hombre, objeto de una orden de captura internacional pudo entrar a Europa para organizar una red de al menos nueve personas que perpetraron el ataque en París? “No sabemos”, admitió el primer ministro Manuel Valls.
La investigación reveló que uno de los kamikazes que se hicieron estallar en las inmediaciones del Estado de Francia y cuya identidad aún se desconoce entró a Europa en octubre a través de Grecia con un pasaporte sirio, aparentemente falso, entre los cientos de miles de refugiados llegados por mar desde Turquía.
       – Toque de queda –
Francia se dispone a prorrogar por tres meses el estado de emergencia, con un voto en el Senado este viernes tras la aprobación de los diputados la víspera.
La policía, cuyos agentes podrán ir armados a partir de ahora fuera de las horas de servicio, realizó desde los atentados unos 600 allanamientos y detuvo a 157 personas consideradas potencialmente peligrosas que fueron puestas bajo arresto domiciliario.
Para este fin de semana, las autoridades decretaron un toque de queda en un barrio de Sens, una ciudad situada a unos 100 km al sureste de París donde las fuerzas de seguridad descubrieron un depósito de armas.
En el frente exterior, Francia propuso al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para tomar “todas las medidas necesarias” contra el EI.
Entre tanto sigue bombardeando al grupo en Siria, al igual que Rusia, golpeada por un atentado yihadista contra un avión ruso en el Sinaí egipcio. Turquía llamó, por su parte, a un frente unido de los países musulmanes contra el EI.
Expertos consultados por la AFP estiman que los atentados del 13-N podrían ser el principio de una campaña de ataques del EI en los países de la coalición que combaten al grupo en Siria e Irak.
En los barrios más turísticos de París se respiraba miedo. Los comercios, boutiques de lujo y el mercado navideño de los Campos Elíseos, muy concurridos en estas fechas, registran una disminución de clientes y facturación.
“Esto está desierto”, constató Marine en el departamento de cosméticos de Printemps, unos grandes almacenes en el corazón de la ciudad.
No todos se resignan. Personalidades del mundo de la cultura, como el cantante Charles Aznavour, llamaron a “hacer ruido y encender luces” a las 21:20 horas locales (15:20 hora peruana), para recordar el momento exacto del comienzo de los atentados hace siete días.
El extranjero también se solidariza. Este fin de semana, la Marsellesa, el himno nacional francés, sonará antes de los partidos de la Premier League inglesa.