Viernes, 2 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Conozca la importancia de una buena gestión de inventarios

Publicado el 20/11/15

Autora: Yessica Morales

Gerente de Soluciones ERP

Ofisis S.A.

Hoy en día, además de controlar los inventarios de nuestra empresa, también debemos saber gestionarlos.

El apoyo de la tecnología nos ha permitido pasar del trabajo tedioso y manual al uso de códigos de barras, posteriormente picking con radiofrecuencia mediante pistolas y ahora trabajamos con RFID, tecnología que incorpora chips de silicio en los productos permitiendo captar y enviar la señal de estos.

Entre las novedades tecnológicas tenemos el sistema “pick by voice” o picking por voz, que funciona mediante el envío con instrucciones de voz al operario de almacén, a través de unos auriculares y la confirmación de tareas con un micrófono. Con todo esto, lo que se busca al final es minimizar los tiempos de recorrido y de recepción e intercambio de información.

Como Directores debemos enfocarnos en definir la rentabilidad de la empresa, calcular la inversión de adquisición y comparar costes actuales versus los futuros. Si llegamos a la conclusión de que se va a conseguir un ahorro significativo gracias a estas automatizaciones también tendremos que determinar en cuánto tiempo se va a recuperar la inversión realizada.

Estos sistemas demandan una gran inversión para las medianas empresas, por lo que recomendamos la automatización en ciertas partes de los procesos de la empresa, por ejemplo, en el caso de contar con productos de muy alta rotación debemos tenerlas directamente en el suelo, mientras que para aquellos productos de baja rotación y que nos genera mucho trabajo recorrer el almacén para ubicarlos y hacer el “picking”, podemos tener un pequeño sistema que nos acerque las cajas a una zona destinada para dicha tarea.

Si queremos garantizar el control adecuado del inventario, además de contar con los nuevos sistemas de gestión de almacenes, es necesario considerar otros aspectos importantes como: la previsión de ventas, el control de costes (fundamentalmente lo relacionado al mantenimiento de los stocks) y el coste de manipulación que se produce por la modificación continua de datos de los almacenes. Aquí es donde se requiere incorporar en la empresa una adecuada Solución de Gestión Empresarial (ERP).