Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Especialista en emergencias de Clínica San Felipe brinda recomendaciones para evitar posibles enfermedades a causa del Fenómeno El Niño

Publicado el 05/10/15

Lima, 05 de octubre de 2015. Según los especialistas el Fenómeno El Niño que amenaza al país con ser más fuerte o extraordinario que el de 1997, el cual trajo graves consecuencias en el Perú.

En ese sentido, el Dr. Juan Luis Arce, Médico Especialista en Emergencias y Desastres de Clínica San Felipe afirma que para afrontar de manera adecuada este fenómeno es necesario crear una cultura de prevención, porque hasta el momento no se conoce con exactitud lo que va a suceder.

Por ello es que el Jefe de Emergencia de Clínica San Felipe destaca las principales consecuencias en la salud de la población por este fenómeno:

  • Enfermedades diarreicas: Dentro de las enfermedades gastrointestinales por distintos virus y bacterias, es el cólera es una de las más peligrosas. Sin embargo, éstas se puede evitar a través de la higiene de los alimentos, limpieza de las manos antes de ingerirlos y evitar acumular basura por varios días.

 

  • Enfermedades transmitidas por insectos: Evitar el estancamiento de agua a través de un adecuado sistema de drenaje. Si se tiene tanques elevados es recomendable protegerlos porque con el inicio del verano se podrían convertir en un reservorio de zancudos llegando a aumentar la posibilidad de infecciones transmitidas por vectores.

 

  • Problemas respiratorios: Podría presentarse, en razón al cambio de clima, las variaciones de temperatura como la humedad; sobre todo en pacientes asmáticos o en adultos mayores con problemas pulmonares crónicos. Entre los signos de alerta que se deben considerar son la tos persistente, dificultad respiratoria y fiebre mayor de 38°.

 

  • Variación del clima: El calor extremo y lluvias con fuerte viento será característico durante el fenómeno. Se estima temperaturas muy elevadas para temporada de verano; en Lima se dice que bordearía los 34°grados que implicaría que las poblaciones vulnerables, como los adultos mayores y niños muy pequeños, se encuentren expuestos a insolación y cuadros de deshidratación.

Otro problema que va a tener la población es la falta de abastecimiento de agua potable y alimentos por lo que es recomendable asegurar adecuadas reservas de alimentos en el hogar pues, por la posible generación de huaycos no solo se verían interrumpidas las vías de acceso y comunicación sino también las vías de abastecimiento de alimentos de la sierra hacia la capital.

En ese caso, si la población se encuentra en zona vulnerable es necesario buscar reubicarse temporalmente ante la posibilidad de algún desastre natural y siempre seguir las indicaciones de las autoridades.

“No debemos bajar la guardia, al contrario, la colaboración de todos en cuanto a prevención es de suma importancia para que las consecuencias no sean tan terribles. Algo que nunca debemos olvidar tener en casa es un botiquín con medicinas de primera necesidad, como analgésicos, antipiréticos, suero oral y elementos para el cuidado de heridas y, sobre todo colaborar en familia y con nuestra comunidad”, finalizó el Dr. Juan Luis Arce.