Domingo, 11 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Crónica: Sin máscara para Halloween

Publicado el 29/10/15

Roverano es reemplazado por “Panchi” Pizarro asistido por Juan Jayo y Martín Quintero

Desde fechas atrás la salida de Gustavo Roverano parecía ser inminente. La gerencia desistió de contar en algún momento con Rafael Castillo que estaba casi listo para ponerse el buzo, fue entonces cuando el uruguayo había dejado el equipo de reserva para reemplazar al “topo” Sanguinetti en el primer equipo. Los resultados iniciales del ex – arquero eran del gusto del hincha blanquiazul. En ese entonces Alianza gustaba y ganaba con autoridad con jugadores que habían recuperado su nivel, era el momento indicado para que el equipo se concentre en lograr el objetivo en el Torneo Clausura, hasta que Gustavo Zevallos entró a la gerencia deportiva, poco a poco el entrenador fue opacado, la gerencia trajo jugadores que tal vez Roverano no tenía en mente, además fechas después pusieron a Juan Jayo como un asistente técnico sin alguna consulta previa. Los resultados fueron opacando el trabajo de Roverano, luego algo que la gerencia no supo manejar apropiadamente fue la conversación con Roberto Mosquera, proponiéndole el equipo íntimo el próximo año. El Director Técnico blanquiazul no se sentía respaldado y los resultados no eran favorables, los partidos pasaban y los íntimos se alejaban cada vez más del primer lugar. Llegó el partido contra el UTC de Cajamarca, un duelo frente a un entrenador que podría estar dirigiendo a Alianza en estos momentos, y más allá de las deficiencias que tuvo el cuadro blanquiazul en ese partido, Rafo Castillo lo planteó muy bien, derrotando ampliamente a la “máscara”, inclusive por goleada. El equipo estaba partido, la gerencia solo esperaba un motivo más para proponer un reemplazante al técnico.

Es cuando llegó el partido con Ayacucho FC en el Alejandro Villanueva. El comando acudió al estadio del barrio de Matute con la esperanza de que el nivel mejore, el mes de octubre no podía ser tan malo, perder ante el colero no lo esperaba nadie, ni aquellos apostadores de lo imposible, la casa de apuestas daban 8 a 1, es decir, si le apostabas cien “luquitas” al cuadro visitante ese día pudiste haber ganado cerca de mil soles. El equipo colero de Ayacucho llegó casi desahuciado no solo por su posición en la tabla sino porque se había quedado sin entrenador, el paraguayo Nolberto Tullo había abandonado el equipo después de la derrota en calidad de local frente a Melgar de Arequipa y solo el preparador de arqueros Javier Soriano con algunos referentes del equipo decidieron cual sería el equipo esa noche en La Victoria. El arma letal de la mayoría de los equipos chicos que quieren conseguir un resultado positivo: la pelota parada. Esa arma fue utilizada por los “zorros”. El ligero cabezazo de Penalillo descolocó al joven portero Prieto y fue suficiente para dar el batacazo esa noche. El señor de los milagros estuvo presente pero al parecer los que pidieron más, no fueron sus más cercanos fieles, el milagro de octubre se fue para la sierra de Ayacucho.

La oportunidad de Alianza de lograr al menos un acercamiento al primer lugar y colocarse en puestos de torneo internacional al parecer se esfumó, el técnico fue separado mientras que Roberto Holsen (asistente técnico) fue designado a hacerse cargo del equipo de reserva. El popular “panchi” ya dirigió al primer equipo de Alianza Lima, lo hizo en el 2013, coincidencia o no, aquella vez también reemplazaba a un técnico con malos resultados que era Wilmar Valencia y también fue en el mes de octubre solo que en los primeros días y no en los últimos, esa vez tomaba la rienda del equipo con la asesoría de Miguel Ángel Arrué. Hoy el nuevo técnico íntimo tiene la oportunidad de demostrar que sin asesores puede conseguir buenos resultados. El fútbol es así, un día la hinchada puede corear tu nombre y pedir que sigas “batuteando” el equipo, pero al día siguiente te pueden ver como un enemigo más, hasta el punto de ir a “apretarte” al camerino al final del partido. A pesar de que la fiesta de las brujas está muy cerca, y lo que más veremos son disfraces, esta vez en el distrito de La Victoria están prohibidas las “mascaras”, la mejor de las suertes para Gustavo Roverano aún puede darle mucho a esta linda profesión, el show debe continuar.

Antesala de la fecha 13

Sporting Cristal – León de Huánuco (31-oct. 15.00 horas)

Después de haber llevado muchos espectadores el pasado domingo, ahora a Cristal le toca jugar el día sábado por la tarde en la cancha cercana al mercado de Caquetá. Los huanuqueños han levantado, el equipo de Petroleo García ha logrado puntos importantes, es más, ante Sport Loreto logró empatar en los últimos minutos del partido en la selva, para este partido es duda Lobatón pero tiene un reemplazante de lujo, Renzo Sheput ha marcado cuatro goles en los últimos cuatro partidos, y hace que “loba” no sea tan extrañado. Es un partido picante por la posición en la tabla de los cerveceros que a veces se llenan de ansiedad ante la demora del gol.

Cienciano – Alianza Lima (1-nov. 11:15 horas)

El equipo de La Victoria jugará el día domingo 1 de noviembre en el Cusco. Ya sin camisetas moradas, el equipo debuta con la dirección técnica de Pizarro y Jayo, el partido es complicado. La altura le ha jugado una mala pasada a los victorianos este año. Cienciano tiene una espina clavada por su actuación en la última fecha, en el conocido clásico del sur, los dirigidos por Juan Reynoso les metieron cinco. Francisco Pizarro debe tener insomnio porque su debut será en un partido complicado, de perder Alianza ya podría decirle adiós a los puestos de sudamericana, ni el uso de la calculadora científica podría ayudar.

Universitario – Sport Huancayo (1-nov. 16:00 horas)

Los cremas tuvieron un resbalón el último partido en Huánuco, perdieron en un encuentro donde el empate parecía lo más justo. El equipo del profesor Challe tiene que aprovechar la localía en esta fecha y ser letal, lo positivo para el niño terrible es que sus jugadores ya entienden mejor lo que busca el técnico. Sport Huancayo es un equipo de cuidado, por algo está en las primeras ubicaciones de la tabla, viene de ganar de local a Sport Loreto y esto los hace más fuerte anímicamente. Joel Pinto y Antonio Meza Cuadra son dos referentes del equipo huancaíno y de seguro buscaran regresar a la incontrastable al menos con un punto, pinta para ser un buen partido.