Sábado, 3 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Crónica: La justicia no sabe de fútbol

Publicado el 08/10/15

Casi 38 grados de temperatura en Barranquilla. Los colegas que viajaron a esa hermosa ciudad hace unos días nos contaban por el chat del “whatsapp” que Tarapoto y Sullana quedaban chicos en comparación a tan sofocante clima por esa zona. Los hinchas peruanos pensamos todos estos días cuan complicado puede ser esto para enfrentar a un Colombia que no necesitaba a James Rodríguez en el campo para ser un rival de temer, eso no sucedió. El fuerte calor de esa ciudad pasó a ser tema de segundo plano cuando vimos el partido, nunca notamos un trajín diferente o un cansancio exagerado en nuestros seleccionados, y lo había dicho el preparador físico en la Videna hace unos días: “es cierto que el calor es insoportable, pero así como nosotros sentiremos incomodidad por el clima, ellos también pasarán por lo mismo”. El partido pudo mostrar a la selección colombiana en su peor nivel después de muchos años, era una selección sin alma y sin ideas, al parecer la ausencia de James Rodríguez fue el principal motivo para tener carencia ofensiva, pero en todas sus líneas los cafeteros siempre estuvieron dubitativos especialmente cuando se dejaron estar en el dominio del balón en muchos minutos de la primera parte, Perú perdonó en la definición y si bien es cierto Ricardo Gareca no se puede disfrazar de jugador peruano para meterla o enseñarle a perder el miedo a Yordy Reyna en un mano a mano pues debió al menos tomar una dura decisión con Claudio Pizarro y en mi opinión cambiarlo desde el arranque desde el inicio del segundo tiempo era lo más indicado, Joel Sánchez esta tarde se quedó sin la oportunidad de demostrar que como extremo puede rendir.

Días anteriores no teníamos en el esquema de Gareca la presencia de Claudio Pizarro, ante la lesión de Jeffersón Farfán no era tan difícil buscar un sustituto. Claudio puede servir para los balones detenidos eso es cierto, y no solo en ataque sino también en defensa, pero si es que priorizamos tanto en pizarra para jugadas de pelotas paradas ¿Por qué entonces perdimos la marca de Zapata en el gol? Luego de esto el replanteo correcto era buscar el suplente para el ex bombardero de los andes. Es conocido que la movilidad de balón en conjunto es un arma que Gareca tiene que pulir aún más, los pases cortos y largos muchas veces fueron imprecisos. El encargado de tener el traje y la varita de director de orquesta era para Carlos Lobatón, simplemente hoy no se lo puso, sin ser un enganche (algo necesario para la organización) “loba” era el encargado de hacer famosos a los extremos que tuvo nuestra selección, André Carrillo y Cristian Cueva se sintieron aislados por que Perú en la primera etapa no asoció como lo necesitaba, y Colombia sin ser más que nuestros once pudo tener oportunidades por las recuperaciones de balón.

No tenemos por qué reprocharle algo a nuestro arquero Pedro Gallese, que en la jugada del primer gol cafetero, no pudo evitar ver caído su pórtico, luego de eso tuvo oportunidades de demostrar su agilidad. La defensa estuvo bien atenta, no se pudo mantener más tiempo a Zambrano por esa dolencia que aún tiene, Perú la supo mover mejor en el segundo tiempo y se demoró en capitalizar el mejor rendimiento sobre el campo. Los cafeteros añoraban que el tiempo se escurra como el agua, no sabían cómo aguantar el resultado favorable, se notaba la desesperación y es por eso la crítica de la prensa colombiana a José Peckerman. Con los cambios de Gareca, Perú mejoró pero no tanto para encontrar el empate, aun no podemos quitarnos de la cabeza ese remate al palo de Paolo Guerrero y el mano a mano desperdiciado por Yordy Reyna, las oportunidades perdidas en este primer partido podrían costarnos caro en las último partido de las eliminatorias cuando las calculadoras sean parte de nuestra vida. No supimos aprovechar a una selección completamente desconocida.

La clasificatoria recién comienza, podemos hacer una crítica constructiva a manera de opinión, muchos se dirán que los generales empiezan después de la guerra, pero no hay nada de malo con dar un punto de vista respecto al equipo de Gareca que hoy no mereció perder, el premio con el que se quedó el cuadro cafetero es como que un padre le regale un “play station 3” a un niño que durante el año sacó malas calificaciones. El entrenador Ricardo Gareca debe dar vuelta a la página rápidamente se viene un difícil equipo chileno, ahí debemos demostrar que la casa se respeta y que somos equipo competitivo para esa eliminatoria.

Fecha N°1 – Eliminatorias Rusia 2018

Bolivia (0) Uruguay (2)

Chile (x) Brasil (x)

Venezuela (0) Paraguay (1)

Argentina (x) Ecuador (x)