Viernes, 9 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

CAPECO otorgó a COSAPI el Premio “Innovación en Edificaciones” por la construcción del edificio del Banco de la Nación

Publicado el 17/10/15

Por la implementación de tecnologías de última generación en la construcción del edificio del Banco de la Nación, la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) otorgó el Premio a la Innovación en Edificaciones a la empresa de ingeniería y construcción Cosapi.

Esta importante distinción fue entregada por el presidente del gremio de la construcción, Francisco Osores, al presidente y vicepresidente de Cosapi, ingenieros Walter Piazza y Fernando Valdez, respectivamente, durante la ceremonia de inauguración de la feria Excon 2015, la más importante feria de la construcción del país que se realiza entre el 13 y 17 de octubre en el Centro de Exposiciones Jockey. A este acto asistieron el nuevo ministro de Vivienda, Francisco Dummler, así como empresarios y funcionarios de compañías de construcción del país.

PROEZA DE LA INGENIERÍA PERUANA

En apenas 20 meses la empresa Cosapi logró construir la futura sede del Banco de la Nación en la avenida Javier Prado Este, en San Borja, que con sus 30 pisos y cuatro sótanos es el edificio más alto del Perú con 135.5 metros de altura.

Para construir los 66,539 metros cuadrados de esta megaestructura, Cosapi implementó un conjunto de metodologías y tecnologías de construcción. Por ejemplo, usó el sistema de trabajo fast-track para la ingeniería y construcción en paralelo y unificó la ingeniería, el diseño y el control de la construcción con la plataforma Building Information Modeling (BIM) combinada con las tecnologías REVIT, Lean Construction y Last Planner. Asimismo, empleó por primera vez en el Perú un sistema de encofrado y grúa torre autotrepantes y protección perimetral a nivel de núcleo, que asciende con un sistema de gatas hidráulicas a medida que avanza la obra, obteniendo un sistema constructivo con altos estándares de seguridad. Todo ello permitió que su diseño y construcción se realicen con la más alta eficiencia, con ahorros en tiempo y costo, con una logística y planificación impecables.

Asimismo, hasta agosto el proyecto registró más de 4 millones de horas de trabajo con un índice de accidentes de 0.10 por cada 200 mil horas de trabajo, uno de los mejores estándares a nivel mundial en construcción. Esta obra permitió crear un total de 1,600 puestos de trabajo.

RETO DE INGENIERÍA

El diseño, planificación y construcción de este complejo arquitectónico, representó un desafío para los profesionales y operarios peruanos que participan en su edificación. Por ejemplo, el vaciado de su platea de cimentación de 2.5 metros de altura y un total de 6,000 metros cúbicos de concreto, la más grande en la historia de la construcción urbana en el Perú, demando la utilización de seis bombas de concreto y 55 camiones mixers por más de 30 horas.

En su construcción se emplearon 40,000 metros cúbicos de concreto, cantidad suficiente para llenar más de 21 piscinas olímpicas como las del Campo de Marte, que tiene 50 metros de largo, 25 metros de ancho y 1.5 metros de profundidad. También se emplearon 10,000 toneladas de acero, aproximadamente lo que pesan 6.670 automóviles de cuatro puertas como el Yaris de Toyota.

Para reducir la sensación de movimiento en los pisos superiores en caso de sismos, se han instalado 16 disipadores de energía, que permiten atenuar las vibraciones generadas en toda la estructura vertical. Estos disipadores se han instalado desde el nivel 23° al 30°.

La futura sede del Banco de la Nación ha sido diseñada para obtener la certificación Leed nivel Silver del US Green Building Council en la categoría “New Construction”, pues cuenta con un sistema que permite el ahorro energético gracias a sus importantes mejoras en la iluminación y la selección adecuada de equipos. Además, se ha utilizado material reciclado y los muebles, alfombras, cielo raso, pinturas, etc., cumplen con especificaciones de control de químicos.

Las personas que visiten el edificio circularán a través de dos núcleos de seis ascensores cada uno, con una velocidad de 4 metros por segundo que unirán los cuatro niveles de sótanos con los 30 niveles superiores, convirtiéndose en los ascensores más rápidos instalados en el Perú. Además, contará con dos ascensores panorámicos que comunicarán los sótanos de estacionamientos con el lobby de ingreso, el segundo y tercer piso.

La construcción de este edificio se inició en diciembre del 2013 y fue entregado con todos los sistemas funcionando en agosto del 2015 para las reuniones de las Juntas de Gobernadores del Banco Mundial y el FMI. Luego, será acondicionado para las oficinas del Banco de la Nación.

DISEÑO INTERIOR

En el primer nivel se encuentra el lobby de ingreso y la sucursal bancaria del Banco de la Nación, la Sala de Exposiciones en el segundo nivel y en el tercer nivel de este edificio se ha construido una Sala de Usos Múltiples (SUM), en el cuarto nivel está ubicado el Data Center y los laboratorios de informática, mientras que en el quinto y sexto hay un auditorio y los comedores de empleados.

Asimismo, en el séptimo nivel se ubica el gimnasio, centro médico, biblioteca y áreas de servicio para el personal del Banco de la Nación y en el octavo y parte del noveno sus aulas de capacitación y entrenamiento de los colaboradores. Desde el 9° al 30° piso se encuentran las oficinas, mientras que en el piso 30, nivel (+127.00), se sitúan las áreas técnicas.

Este edificio fue diseñado por el arquitecto Peruano Bernardo Fort-Brescia con columnas inclinadas 2 grados hacia el exterior (diseño tipo cuña) y con fachada en muro cortina de cristal insulado semirreflejante claro para maximizar el uso de la luz natural.

Temas: ,