Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Se presenta la poesía completa de Demetrio Quiroz-Malca

Publicado el 23/09/15

Vate de la generación del cincuenta es prologado por Carlos Germán Belli, Arturo Corcuera y Manuel Pantigoso

El lunes 28 de setiembre se presenta el libro Una voz en el camino. Poesía reunida, del destacado Demetrio Quiroz-Malca (1924 – 1992). El evento se realiza a las 5.30 de la tarde en el auditorio Todas las artes del campus universitario, con comentarios de Manuel Pantigoso, Rosa Luz Miranda y Miguel Ángel Vallejo, con palabras de Edith Muñoz, hija del poeta, así como de Iván Rodríguez Chávez, rector de la universidad. Asimismo, se lleva a cabo un concierto del grupo musical Todas las Voces de la Universidad Ricardo Palma, palabras de Edith Muñoz, hija del poeta, así como de Iván Rodríguez Chávez, rector de la universidad.

Una voz en el camino. Poesía reunida, compendia doce poemarios de Quiroz-Malca, como Tierra partida (1948), Jardín de invierno (1952), Judas (1965) o Del mundo que vivimos (1987-1990). A su vez, incluye una selección de poemas no publicados en libro; estudios críticos de Manuel Pantigoso, Carlos Germán Belli y Arturo Corcuera, y una relación de artículos publicados sobre su importante obra poética de escritores y periodistas como César Miro y Raúl Vargas. A través de estas páginas es posible descubrir sus versos en apariencia simples cargados de un profundo humanismo, propio de la Generación del cincuenta.

Demetrio Quiroz-Malca nació en San Miguel de Palleques, Cajamarca, en 1924. Fue doctor académico en literatura y se desempeñó como docente durante treintaicinco años. Entre sus galardones como escritor destacan el Primero Premio de Poesía en el Concurso Promovido por la Facultad de Letras de San Marcos (1946) y el Premio Nacional de Poesía José Santos Chocano (1955). Entre otras distinciones, se le otorgó la Medalla de la Ciudad de Lima en 1986 y fue designado Hijo Ilustre por la Municipalidad Distrital de Cajamarca en 1989.

Respecto a la poesía de Quiroz-Malca, escribe Carlos Germán Belli que “terminó siendo un fecundo autor, y los sucesivos poemarios, que irá publicando a lo largo de su vida, demuestran que la poesía puede ser comparada a un río interminable. Pues, por fortuna, lo acompaña hasta el momento en que partió del mundo terrenal”.

Asimismo, Arturo Corcuera, recuerda a Quiroz-Malca, quien fuera el bibliotecario de su colegio y lo preparara para ingresar a la universidad, como “un hombre sencillo, de pocas palabras, amable y concentrado, de risa fácil nimbada de una inocencia casi infantil… Puedo decir que a él le debo parte de mi formación literaria”.