Domingo, 11 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Se condonará deudas a quienes entreguen armas, granadas y explosivos dentro de “amnistía”

Publicado el 25/09/15

Lima, set. 25. Las personas que entreguen voluntariamente armas de fuego, municiones, granadas de guerra y explosivos durante la “amnistía” de 90 días otorgada por el gobierno tendrán derecho al anonimato y se les condonará las deudas originadas por multas pendientes ante la Sucamec.

Así lo establece el Decreto Legislativo publicado hoy en las normas legales del diario oficial El Peruano, el cual dicta medidas para regular dicha entrega a fin de combatir la inseguridad ciudadana.
Tal como lo adelantó ayer el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, la entrega voluntaria de dichos objetos, sean de uso civil o militar, podrá hacerse ante la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de uso Civil (Sucamec), las comisarías y demás dependencias de la Policía.
Los requisitos son: que no cuenten con la autorización respectiva; que hayan sido objeto de modificación, en cualquiera de sus partes o componentes; que tengan el número de serie erradicado o ilegible; que sean municiones en cualquier estado y cualquier tipo; o que sea cualquier tipo de explosivo o artefacto explosivo.
Si se trata granadas de guerra o explosivos, se contará con el apoyo de la dependencia de la Policía Nacional para su traslado.
Las entidades del Poder Ejecutivo, los gobiernos regionales y ejecutarán campañas preventivas y disuasivas  para la capacitación, difusión y control de la reducción del comercio ilegal de armas de fuego de uso civil, armas de fuego de uso militar, armas de fuego artesanales, municiones, granadas de guerra y explosivos, añade el decreto.
Por razones de seguridad, las granadas de mano, explosivos y artefactos explosivos, serán destruidas por la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) en presencia del representantes del Ministerio Público y de Sucamec. En el caso de las armas y municiones, la Sucamec dispondrá el destino final de las mismas.