Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Rusia da un paso más hacia una intervención militar en Siria

Publicado el 30/09/15

Moscú, set. 30. El presidente ruso, Vladimir Putin, dio un paso más hacia una intervención militar en Siria al obtener del Senado la autorización de efectuar bombardeos aéreos, pocas horas antes de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a la “amenaza terrorista”.

“El empleo de las fuerzas armadas en el territorio de otro país es posible por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o a pedido de las autoridades legítimas de ese país”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.
Esta iniciativa se inscribe en el derecho internacional porque el presidente sirio solicitó oficialmente a Rusia una ayuda militar en el combate contra el Estado Islámico (EI), dijo por su parte Serguei Ivanov, jefe de la administración presidencial.
Los 162 senadores presentes en la sesión aprobaron por unanimidad la solicitud del Kremlin de poder recurrir a un “contingente militar” en el extranjero.
La última vez que el Senado ruso autorizó al presidente a recurrir a las fuerzas armadas en el exterior fue en marzo de 2014, antes del envío de tropas para concretar la anexión relámpago de la península de Crimea, perteneciente a Ucrania.
La autorización del Consejo de la Federación (cámara alta del Parlamento) es necesaria para que Putin, jefe de las Fuerzas Armadas, ordene una intervención militar.
“El objetivo militar de esta operación es exclusivamente el apoyo aéreo a las fuerzas armadas sirias en la lucha contra el Estados Islámico (EI)”, explicó Sergui Ivanov, que excluyó -al menos por el momento- operaciones terrestres.
“Todos nuestros socios y aliados serán informados de esta decisión y los ministerios de Defensa van a recibir probablemente informaciones específicas”, dijo Ivanov. Esta iniciativa es temporal, aclaró Ivanov, que se abstuvo de precisar qué equipos y armas utilizará Rusia en Siria.
La aceleración de la intervención rusa en Siria tiene como telón de fondo un pulso entre Washington y Moscú sobre el papel del presidente sirio Bashar al Asad, que los occidentales califican de “tirano” que debe abandonar el poder y Rusia considera un escudo imprescindible contra el yihadismo.
Estados Unidos confirma
 Las fuerzas rusas instaladas en Siria en apoyo al presidente Bashar al Asad realizaron el miércoles su primer bombardeo cerca de la ciudad de Homs, en parte controlada por rebeldes, indicó un funcionario estadounidense del Departamento de Defensa, según AFP.
“Nos dieron un aviso de que comenzarían a atacar en Siria”, indicó el funcionario. “Fue cerca de Homs”.