Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Inicia Descolmatación y Limpieza de Río Chillón ante llegada de Fenómeno El Niño

Publicado el 05/09/15

La Municipalidad de Lima, a través del Programa de Gobierno Regional de Lima Metropolitana, inició labores de limpieza y descolmatación de las cuencas del Río Chillón en varios tramos ubicados en los distritos de San Martín de Porres y Puente Piedra.

Excavadoras, cargadores frontales y volquetes fueron trasladados hasta el Puente Inca, ubicado en la urbanización San Diego, donde se inició el retiro piedras y escombros de las cuencas del río Chillón, a fin de evitar posibles desbordes que provoquen daños a las mil 500 familias que viven cerca de la ribera.

Este trabajo se suma al retiro de 72 mil toneladas de piedras y residuos sólidos que yacen en los ríos Lurín, Huaycoloro (San Juan de Lurigancho) y Quebrada Seca (San Bartolo), con el objetivo de proteger las estructuras de sus puentes.

Los trabajos de descolmatación y encauzamiento de dichos ríos se ejecutan desde el 23 de julio pasado con personal de la Empresa Municipal Administradora de Peaje (Emape), que cuenta con maquinaria, vehículos, equipos y asistencia técnica cedidos por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, gracias a un convenio de cooperación institucional.

A la fecha, el equipo técnico municipal ha encauzado más de 31,500 mil metros cúbicos de piedras y residuos de los tres ríos, es decir, unas 90 mil toneladas de ese material ha sido removido porque estaban afectando el cauce de esos lugares que se hubiera complicado con la próxima época de lluvias.

En Lurín, que ya está prácticamente concluido los trabajos, se removió 19 mil m3 de piedras. En Huaycoloro, 10 mil m3, mientras que en Quebrada Seca se eliminó 2,500 m3.

El municipio capitalino consideró importante limpiar el cauce de estos ríos en los meses de estiaje (época de sequía o menor caudal), entre mayo y noviembre, pues entre los meses de enero, febrero y marzo resulta casi imposible efectuar un trabajo preventivo por la temporada de lluvias que incrementan el caudal de los ríos y el fenómeno de El Niño.